carnes

Plan Estratégico de INAC con visto bueno de Lacalle

El presidente recibió a las autoridades del instituto en Torre Ejecutiva

Conrado Ferber y Pablo Caputi acompañaron a Mattos

Asegurar el abastecimiento local y una mayor presencia en los mercados internacionales, es a lo que apunta el plan estratégico -y el plan operativo anual- del Instituto Nacional de Carnes (INAC), presentado en la tarde del pasado lunes al presidente de la República, Luis Lacalle Pou, quien recibió en Torre Ejecutiva al presidente de INAC, Fernando Mattos.

Mattos aseguró estar muy conforme, agradecido y hasta sorprendido por la convocatoria del mandatario: “Es una satisfacción y un orgullo que el presidente haya puesto atención en los lineamientos del plan estratégico (…) de la principal cadena productiva y exportadora de Uruguay”.

En rueda de prensa, el principal de INAC señaló que el plan es una estrategia que busca, en 10 años, aumentar la producción uruguaya de todas las carnes, que es de 700 mil toneladas, a cerca de un millón de toneladas.

“Eso habla de una posibilidad concreta de crecimiento en el aspecto de la producción. Todo esto teniendo en cuenta los aspectos de sostenibilidad, protección del medioambiente, la protección de los cuidados a sistemas de producción y con las demás líneas estratégicas que estamos visualizando”, explicó.

A través del plan se busca impulsar a las empresas privadas con atención a los aspectos sociales, tanto desde el punto de vista de género, de desarrollo humano como de la descentralización territorial.

En carne bovina, INAC pretende posicionar a Uruguay entre los tres países que exportan a mayor valor su producto, en base a una mejora en el acceso y al desarrollo de la marca.

Para contar con mayor solidez, la planificación propuesta fue aprobada por la Junta del INAC y contó con aportes del Ministerio de Ganadería y agentes privados.

Además contempla todos los compromisos de sostenibilidad ambiental y social asumidos por Uruguay en los foros internacionales, establecidos también en los lineamientos políticos del gobierno.

De esta manera, el plan encapsula el trabajo del sector cárnico en su conjunto, incluyendo a todas las carnes, y tiene cuatro pilares principales.

El primero, es la defensa de las virtudes ambientales de los sistemas de producción ganadera de base pastoril y los beneficios para la salud humana, partiendo del consumo balanceado de diversos tipos de carne.

El segundo, es la generación de agregado de valor a través de mejoras en el acceso internacional de las carnes del Uruguay, posicionando en el nivel más alto la marca país en los mercados y trabajando también en la jerarquización del mercado interno.

El tercero, es la integridad del producto y de los procesos, y se refiere a los sistemas que permiten brindar la máxima transparencia comercial, enfocado a que las cadenas tengan forma de ser supervisadas y monitoreadas para para dar garantías a los consumidores.

El cuarto objetivo apunta a resolver, con otras instituciones, problemas de competitividad en las distintas cadenas con aporte de estudios que promuevan acciones ejecutivas.