carnes

La UE prevé baja en producción de carne vacuna y porcina en 2020 y 2021

Producción de carne vacuna de la UE disminuyó un 2,4% en la primera mitad de 2020 debido a las medidas de bloqueo del covid-19

Carne bovina. Foto: La Nación Py.

EUROCARNE | Para la tercera edición de este año, la perspectiva a corto plazo elaborada por la Comisión Europea para el comercio de productos alimentarios europeos, se enfrenta el desafío de tener en cuenta las consecuencias de la crisis del covid-19, donde persisten muchas incertidumbres.

Sin embargo, en comparación con otros sectores, se espera que el impacto de la crisis en el sector agroalimentario siga siendo limitado. Los patrones emergentes parecen reforzar principalmente las tendencias existentes, como un aumento en la demanda de alimentos locales, cadenas de suministro cortas y ventas de alimentos en línea.

En este contexto, la situación en 2020 sigue siendo relativamente positiva, con: la recuperación de los precios de los lácteos y la carne; el crecimiento de la recolección de leche sigue siendo fuerte; la balanza comercial positiva de la carne está aumentando; se estima que aumentará la producción de cultivos de semillas oleaginosas y proteaginosas; Las exportaciones de aceite de oliva de la UE alcanzarán un nuevo nivel récord. Las excepciones notables son los cereales (en particular el trigo) y el azúcar, que ambos han sufrido condiciones meteorológicas o fitosanitarias adversas.

Específicamente para la carne, la producción de carne vacuna de la UE disminuyó por primera vez en un 2,4% en la primera mitad de 2020 debido a las medidas de bloqueo de la covid-19 y la menor demanda del canal foodservice servicio de alimentos. La demanda se ha estado recuperando con la reapertura de los restaurantes y la recuperación del turismo, lo que ha provocado una disminución general estimada de la producción de carne de vacuno del 1,4%. En 2021, se estima una nueva disminución del 1,5% debido a una reducción del tamaño del censo ganadero en algunos países de la UE. También se prevé que el consumo de carne de vacuno baje en un 2,1%, a 10,4 kg per cápita en 2020.

En cuanto a la carne porcina, si bien la producción se redujo en el primer semestre del año, los precios favorables, un retorno de la demanda de los consumidores y las inversiones recientes contribuyeron a un aumento de la producción en los últimos meses. No obstante, el reciente descubrimiento de la peste porcina africana (PPA) en Alemania, que provocó la prohibición de las exportaciones, afectará al mercado de carne de cerdo alemán y, por lo tanto, a la UE. Se prevé que la producción de carne de porcino disminuya en 2020 y 2021, respectivamente, en un 0,5% y un 1%. Se prevé que el consumo disminuya un 1,1%, a 32,8 kg per cápita en 2020.

Se espera que la producción de aves de de la UE aumente en 2020 en un 1%, respaldada por un cambio en la demanda de otras carnes a aves de corral durante el cierre del año. La reapertura de los servicios de alimentación y la fuerte demanda a nivel minorista contribuyeron aún más a este aumento. Asimismo, se prevé un modesto crecimiento del 1% para 2021. El consumo también debería aumentar en 2020, un 1,5% hasta los 23,7 kg per cápita.

En lo que respecta a la carne ovina y caprina, la producción de la UE disminuyó significativamente en el primer semestre de 2020 debido a la menor demanda de la hostelería y restauración y el consumo doméstico durante los períodos festivos, y la fuerte escasez de suministro. En general, la producción en 2020 y 2021 caerá, respectivamente, un 3% y un 2%, suponiendo rebaños más pequeños, menos ovejas y una demanda interna estancada. El consumo debería disminuir en 2020 en un 4%, hasta 1,3 kg per cápita.