carnes

Carnicerías autorizadas a elaboración de chorizos

Se creó Registro y trazabilidad de carne será en tiempo real

 

El Poder Ejecutivo promulgó los tres decretos que regulan las condiciones de funcionamiento de las carnicerías, se crea el Registro Único de Expendedores de Carne y se establecen las condiciones que deben tener el transporte y distribución del producto. Los tres documentos están comprendidos en la Ley de Inocuidad y Transparencia Comercial, que pone foco en el consumidor final y busca transparentar el mercado interno.

Las autoridades del INAC, encabezadas por el presidente Fernando Mattos, su vicepresidente Conrado Ferber, acompañados por la Gerente de Mercado Interno, Fernanda Cuervo y el Jefe de Inspección de Mercado Interno, Pablo Formento, explicaron los detalles de la reglamentación en rueda de prensa.

Mattos reconoció que la Ley de Inocuidad y Transparencia Comercial que se aprobó en agosto de 2019 y su reglamentación correspondía  a la administración anterior, pero no pudo concluir el proceso, es considerada “un hito importante para el mercado interno”.

El jerarca consideró que se logró “un buen marco regulatorio, con normativa que contempla los intereses de carniceros, expendedores de frigoríficos y de todos los actores de la cadena”, destacando en ese sentido el trabajo de los técnicos del  INAC.

A partir del pasado 21 de enero, según establece la Ley de Urgente Consideración (LUC) la habilitación de las carnicerías en todo el país está a cargo del INAC, cambiándose la historia de los últimos 30 años. Antes, la habilitación correspondía a las intendencias y el INAC sólo habilitaba en Montevideo. El INAC facilitó un sistema On Line para ese registro, buscando facilitar el trámite. Todo carnicero que tenga su habilitación al día, gestionada y que esté en vigencia en las Intendencias, no tendrá que hacer trámite alguno. Solo el día que este vencida  tendrá que hacer la renovación del trámite On line.

Según los datos del INAC, Uruguay tiene alrededor de 2.500 carnicerías, de las cuales unas 600 están en Montevideo y 1.800 en el interior.

“El desafío es justamente, dentro de la heterogeneidad que hemos encontrado, levantar el listón mirando al consumidor, pero dándole al comerciante la oportunidad para que mejore su comercio”, remarcó el titular del INAC. Las autoridades del organismo aclararon que el Decreto que otorga al organismo la potestad para habilitar las carnicerías en todo el país, no implica la sustitución de las intendencias. “Nos vamos a estar apoyando. Es cierto que hay una informalidad que tenemos todos que combatir, generando conciencia y mayor valor en lo que es inocuidad de los alimentos”, destacó Mattos.

Mediante el Reglamento Nacional de Carnicerías se establecen las características que debe tener este tipo de comercios, abarcando equipamiento, higiene y envasado, elaboración, etc.

En materia de funcionamiento de las carnicerías, la legislación contempla entre varias características “la habilitación de elaboraciones y la reglamentación que habilita la elaboración del chorizo artesanal. Hoy está reglamentado”, explicó la Gerente de Mercado Interno de INAC, Fernanda Cuervo.

Las carnicerías deberán pedir al INAC la autorización para elaborar chorizos y el organismo publicará fichas técnicas para darle a los elaboradores un contexto dado para que elaboren sus productos. Eso estará disponible para el primer de marzo.

Cambios. Se autoriza la venta de carne en autoservicios o comercios con superficies menores a 200 metros, pero “siempre que sea carnicería de expendio, sin manipulaciones del producto”. Un ejemplo típico son las cadenas de expendio que tienen algunos frigoríficos.

Cuervo también destacó como un adelanto la posibilidad de que las carnicerías vendan productos cárnicos con destino a la alimentación animal, siempre y cuando se conserve la higiene, que era un pedido de algunos comerciantes.

La nueva legislación establece la posibilidad de que las carnicerías establezcan áreas de maduración en seco de la carne. Hoy ya había algunos comercios que contaban con esta herramienta.

A nivel del transporte, según destacó la Gerente de Mercado Interno de INAC, se establece “la obligatoriedad, con un período de dos años, de establecer equipos de frio en todos los vehículos que transportan carne”. Esta medida afectará a 800 vehículos. A su vez, la guía que acompaña a esa carne será electrónica, lo que posibilitará hacer la trazabilidad del producto en tiempo real. También se sabrá el origen del producto.