agro

El balance de Carlos María Uriarte a un año de haber asumido la responsabilidad del MGAP

Este lunes se cumple un año desde que el nuevo gobierno tomó las riendas del país. A propósito, Carlos María Uriarte, ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, señaló que “fue un año muy intenso” y “absolutamente distinto”.

Foto Francisco Flores, Archivo El PaÍS

En diálogo con Rurales El País, Uriarte recordó que, una vez asumidas las responsabilidades, a los seis días se empezó con la declaración de emergencia y a los 13 llegó la pandemia, y desde ese momento la prioridad fue cuidar la salud de los uruguayos, sin que la actividad se frenara.

“El cambio se dio porque la gente del campo nunca paró. Fuimos de los únicos países que durante 10 meses tuvimos nuestras cadenas alimentarias libres de covid-19. Eso es lo más destacable del 2020”, dijo.

Sobre los avances, Uriarte destacó el trabajo en la erradicación de la mosca de la bichera, la regularización de fertilizantes y herbicidas; la creación del Instituto de la Granja y el de Bienestar Animal; así como también lo realizado por el Ministerio del Interior respecto a la seguridad rural y por el de Defensa en las fronteras.

Para adelante, indicó que resta trabajar en políticas de desarrollo -sobre todo en la lechería-, en mercados, aranceles, costos y sanidad animal. “Tuvimos contactos, pero queda mucho por hacer”, señaló.}

Mosca de la bichera. Uriarte indicó que el proyecto, desde el punto de vista técnico, está hecho y que se hizo además el marco legal necesario para que el programa se ejecute. Actualmente el proyecto está a consideración de los productores, y luego será sometido al Parlamento.

“La propuesta del MGAP es la creación de un Instituto, Programa de la Erradicación de la Mosca de la Bichera. Tiene fecha de nacimiento y de finalización, que será cuando efectivamente se erradique. Esto tiene que estar en el Parlamento en no más de un mes”, dijo.

Vacuna. Mediante una investigación realizada por los Servicios Técnicos de la División Sanidad Animal y de Laboratorios Veterinarios “Miguel C. Rubino” (DILAVE), se constató la contaminación en frascos de la Vacuna antibrucela bovina de las series 48A y 48B de Laboratorios Rosenbuch .

Según lo informado por Uriarte, la vacuna de origen argentina llegó a Uruguay certificado por la Senasa, y el MGAP detectó presencia de brucelosis a nivel de faena.

“Se detectó contaminación en dos series del laboratorio Rosenbusch y el MGAP prohibió su uso porque genera falsos positivos”, dijo.

En ese sentido, el jerarca señaló que “es difícil” separar un positivo real de un falso positivo, aunque aseguró que se está trabajando para buscar algún camino para las personas que fueron afectadas por estas vacunas (se calcula fueron vacunados unos 14 mil animales).

“Estamos trabajando y exhortando a los productores a comunicarse con Servicios Ganaderos para que no tengan problemas”, indicó.

Escuchá la entrevista completa a Caros María Uriarte: