Publicidad

Sorprenden rendimientos de los cultivos de invierno

Con humedad justa se siembra verano: sorgo, maíz y soja

trigo
Cultivos. Los rendimientos y la calidad de la cebada son buenos.<br/>
Sebastián Da Silva

Los rendimientos por encima de los esperados generaron falta camiones y dificultades en las plantas de recibo de granos. Se está cerrando una zafra de cultivos de invierno que quedará en la historia.

“Estamos contentos porque es una excelente zafra de invierno y comenzando la de verano con muy buenas condiciones para los maíces implantados y para la soja. Vamos muy bien”, afirmó a El País Luis Simean, gerente de Copagran Paysandú.

Explicó que en Paysandú se lleva cosechado alrededor del 90% del área de colza plantada, con rendimientos que están entre 1.700 y 1.800 kilos por hectárea. La cebada tiene rendimientos de 4.000 kilos por hectárea pero hay chacras con 5.000 kilos y hasta 6.000 kilos por hectárea. Las cosechas de trigo van más lentas y, en el caso de Copagran Paysandú, se lleva levantado el 50% del área. “Quedó para atrás por un tema biológico. La colza se cosechó primero porque fue lo que se plantó primero, luego lo que se había sembrado fue la cebada y lo que se aprontó para cosechar. Ahora están empezando los trigos y se juntó todo, ya hoy está todo pronto y vamos a la capacidad de las máquinas y los camiones, que están siendo un poco el cuello de botella”, destacó Simean.

Respecto a los rendimientos, el Gerente de Copagran Paysandú confirmó que “están 20% arriba de las estimaciones y eso generó falta de camiones, dificultades en las plantas para el recibo”.

En cuanto a la soja, los cultivos de primera “vienen muy bien” y en la medida que se levantan las cosechas se van implantando las segundas, porque hay buena humedad en el suelo.

“Se pudo implantar toda la soja de primera en muy buenas condiciones y las segundas cuentan con buenas condiciones de siembra. En la medida que se van liberando las chacras viene atrás la sembradora”, destacó Simean.

Otras zonas. En Colonia y Litoral sur, a pesar de que fue una de las regiones que más sufrió la falta de lluvias, las noticias son buenas. Una de las teorías que cobró más fuerza entre los productores es que la primavera fría alargó el período de llenado de grano y ayudó a combatir ese faltante de agua en buena parte del territorio.

En el centro, en Flores e inmediaciones, donde no se acostumbra a realizar doble cultivo, pero de la mano de la tecnología, los precios y las rotaciones estratégicas se empezó a desarrollar, hay buenos rindes.

Se sigue trillando cebada y trigo y no se pierde pisada en las canolas. Según afirmó un productor consultado por El País, los rendimientos están cercanos a las cinco toneladas en cebada, se superan en trigo y para colza, se estiman en 2.300 kilos por hectárea, es decir, 500 kilos por encima del promedio nacional de 2021, que ya había sido muy bueno.

La calidad acompaña. Si bien es importante hacer la salvedad de que aún restan chacras por trillar y se podrá hacer una evaluación más certera cuando se retiren las cosechadoras. Más allá de algunos problemas con la demanda de camiones, algo natural para la época, la cosecha se viene realizando de muy buena forma y sacando el doble de rendimientos frente a los esperados.

En muchas zonas la siembra de cultivos de verano se viene demorando por la falta de lluvias en algunas zonas. Recién sobre fines de octubre comenzó a darse una humedad aceptable en el suelo para comenzar con los trabajos de siembra.

Se avanza en las siembras de maíz (los más tempranos se pegaron a las ventanas más tardías por la falta de humedad), soja, sorgo forrajero (con demanda para la producción temprana de fibras), maíces sileros, sorgo granífero y demás.

Las últimas ventanas de lluvias de 10 a 15 milímetros crearon el escenario ideal para entrar a las chacras ni bien se terminen las trillas de los cultivos de invierno, para poner las semillas de verano. De todos modos se está con el agua justa y se esperan las lluvias.

Es productor agropecuario y fue presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz y de FUCREA. Dice que el sector arrocero ha tenido “una evolución brutal y el productor es arriesgado”, y recordó las negociaciones por el precio con Ricardo Ferrés como duras, pero leales: “era un tipo con una menta privilegiada y muy razonable para conversar”. Gigena dijo que se pueden aprovechar mejor los campos y llevar la producción de carne al doble, y para eso es clave invertir en fertilizantes, praderas y aguadas.
Se esperan buenos rendimientos, pero el costo por hectárea trepó en un 30% para ubicarse en los US$ 1.500
Las cotizaciones se ven presionadas ante las expectativas de lluvia en las áreas de cultivo de Argentina
"Se sintió la seca primaveral en que los kilos de uva producidos irán a la baja, pero lo positivo es que estamos frente a una vendimia de excelente calidad", expresó Gutiérrez. La vendimia 2023 está en marcha, y como aprendizaje respecto a las medidas de contingencia, las bodegas requieren también de riego en los casos que se pueda.
El vicepresidente de INIA e investigador del IRI en la Universidad de Columbia expresó de qué forma se pueden establecer las predicciones meteorológicas, aclarando que entre el pronóstico del tiempo (de hoy a 5 o 6 días) y las tendencias climáticas para la próxima estación (aproximadamente 3 meses), es muy difícil pronosticar a ciencia cierta lo que puede suceder con las lluvias, por eso importantes institutos del mundo están invirtiendo mucho dinero para achicar esa brecha. En el caso de Uruguay y el tercer año Niña consecutivo, Baethgen afirmó que no hay humedad en la atmósfera, si bien las tormentas de verano no son fenómenos de gran escala y de golpe pueden caer 50 milímetros, y “te cambia todo”. A su vez, esta seca se está notando más que los anteriores porque empezó más temprano: “en setiembre ya se veía el déficit hídrico en los suelos de Uruguay”.
El agricultor de Soriano expresó que el déficit hídrico está afectando más a las pasturas que a los cultivos, pero hay muchas chacras donde los cultivos de invierno aprovecharon la poca agua que quedaba.
El productor arrocero dijo que se va a llegar al fin del riego porque se tomaron precauciones por encima del promedio, y expresó la voluntad de la gremial de “prosperar con proyectos de represas multiprediales”.
La buena humedad en la siembra proporcionó una ventaja
La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recortó en 12 millones de toneladas una estimación y ahora aguarda una producción de 37 millones de toneladas; afirman que se trata de la peor sequía en más de 60 años
El maíz cierra una jornada mixta y con leves cambios en sus precios y la soja cierra la rueda de hoy con saldo dispar
Preocupa la disponibilidad de agua en las represas del norte
Los precios de la soja volvieron a subir al cierre del viernes en la Bolsa de Chicago, luego de tres jornadas de bajas

Publicidad

Publicidad