Publicidad

Se avanza en plan de seguros de rendimiento

Al cierre de la primera zafra del plan piloto, actores de la cadena se muestran comprometidos con el avance para seguros de rendimiento accesibles y sustentables en el mediano plazo.

Seguros agrícolas 2 EDIT.jpg

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en conjunto con el Banco de Seguros del Estado, Mapfre, Sancor, Sura y Surco continúa trabajando en la recolección de información dentro del marco del plan piloto para la implementación de seguros de rendimiento con respaldo oficial.

El mismo consta de tener datos georreferenciados de rendimiento de cultivos de secano de los productores a través de los aglutinadores y las empresas aseguradoras, para evaluar el riesgo climático, principalmente en lo que tiene que ver con focos de sequía o excesos hídricos.

El verano de 2018 y el verano pasado dieron un fuerte golpe a los cultivos de verano y por falta de lluvias mermó de forma importante la producción fundamentalmente de soja, maíz, sorgo y girasol, además de las afectaciones en las pasturas para la producción de carne y leche, entre otros.

Como afortunadamente este verano, en la mayoría de las chacras y campos del país exceptuando zonas del norte, alguna parte del este y alguna otra puntualización se recibió lluvia en buenas cantidades, cortando la seca que se agravó en la primera quincena de enero, se mantuvo menos en agenda este aspecto.

No obstante, entre 20 y 24 aglutinadores, las cinco empresas aseguradoras mencionadas, productores y Ministerio continúan avanzando en un proyecto que, al decir del subsecretario de Ganadería Ignacio Buffa, es “fundamental” para nuestro país y requiere del respaldo de al menos unas dos, tres o tal vez cuatro zafras de respaldo con información oficial para hacerlo accesible y robusto.

Al momento, la oferta de seguros está muy concentrada en seguros de granizo y adicionales, como puede ser alguna resiembra, pero pocas veces contienen rendimiento y sus afectaciones como las antes mencionadas. Esto se debe principalmente a los altos costos, dada la alta siniestralidad que pueden ocasionar en un mismo año. La falta de información confiable del historial de los productores aumenta la incertidumbre a la hora de tasar los eventuales seguros de rendimiento, y luego las empresas locales deben salir a reasegurarse al exterior.

A su vez, la disposición de adquirir seguros agrícolas depende mucho del pronóstico climático del verano, quitando seguridad y estabilidad al sistema. En otras palabras, muchos productores se aseguran o no dependiendo del pronóstico climático brindado en el inicio del segundo semestre del año. Esto atenta contra la dispersión temporal del riesgo, y a su vez las pólizas son altas.

Para este proyecto se necesita el consentimiento firmado de los productores a aportar los datos de sus chacras, lo cual es todavía el gran cuello de botella, porque la confiabilidad de ellos para brindar sus datos va caminando de forma lenta. A su vez, el MGAP se compromete a realizar una plataforma de información con los datos aportados por empresas y aglutinados, cruzándolos con datos de suelo y variables agroclimáticas.

Los productores nucleados y adheridos al programa acceden a un pago compensatorio o subsidio a la prima de seguros de rendimiento para el cultivo de verano contratado en cada zafra, por un monto de US$ 10 por hectárea para un máximo de 300 hectáreas. Para acceder a esto, cada productor debe suscribir una carta de adhesión al aglutinador y brindar al MGAP los datos correspondientes a todas las chacras cultivadas en cada año del programa y en las zafras anteriores de las que disponga de información.

Este programa, además, mejorará la articulación entre los sectores asegurador, productivo y de Estado, para lograr una oferta de seguros sostenible y adecuada.

La información productiva generada en el proyecto estará a disposición de los productores, aseguradoras y aglutinadores participantes, de forma anónima y vinculada a la unidad territorial mínima posible para impedir la identificación de los productores, de conformidad con lo establecido por las leyes de Protección de Datos Personales y Derecho de Acceso a la Información Pública.

Según palabras de María Methol, asesora técnica de OPYPA, se está cerrando la primera zafra de recuento de información y se están firmando las diferentes pólizas, con productores que van empezando a confiar y avanzando en este proyecto.

La generación de seguros de rendimiento accesibles y sustentables es fundamental para el avance de la agricultura en nuestro territorio, la mitigación de riesgos en años secos o de déficit hídrico y los desafíos a futuro.

Soriano registra un 24% de las chacras de soja, y un 86% del área se planta con semilla legal
El director ejecutivo de ADP opinó que con los precios y la demanda tan fuerte, "hay que tratar de aprovechar cada hectárea"
En Barcelona, España, se desarrolla el Congreso Mundial de Semillas
Arnaldo Eckert es un agricultor brasileño que produce arroz, soja y ganado en Río Grande do Sul. En la zafra 2020-21 fue el primer productor de dicha región en cuanto a kilos de soja obtenidos, y el segundo a nivel de todo Brasil. Consideró que el Mercosur es perjudicial para productores gaúchos y se mostró preocupado por el aumento de costos
Se espera otra expansión de área de agricultura de invierno
En presencia de diversas autoridades y con foco en la cosecha de soja y su logística, se analizaron temas que repercuten con la seguridad rural
En muelles oficiales de Nueva Palmira no se registran grandes inconvenientes por el paro, más allá de la normal demora en épocas de cosecha cuando ingresan 1400 camiones por día
Preocupa suba de costos que opaca aumento de precios
Decir Saman y decir Ferrés es hablar de la historia misma del arroz en Uruguay. Sus inicios en el cultivo, el recuerdo de su padre, su trabajo y su secuestro, el avance de la cadena agroindustrial y la resiliencia del agricultor, te lo cuenta Ricardo Ferrés en la entrevista.
Rafael Bottaro, vicepresidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), dialogó con Valor Agregado
El arroz uruguayo alimenta a más de 17 millones de personas, está en el top 10 de exportadores mundiales, y se esperan ingresos por exportación en esta zafra que superen los US$ 500 millones
Hay optimismo por que pueda habilitarse el protocolo en este 2022

Publicidad

Publicidad