Agricultura

“Desfalco” en Dirección de la Granja fue de $ 30 millones, se detectó compra de un jacuzzi

El actual director Nacional de la Granja, Nicolás Chiesa consideró que “ni un kiosco funciona como estaba funcionando el Fondo de la Granja”.

Oficinas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Foto archivo El País.

El actual director Nacional de la Granja, Nicolás Chiesa, responsabilizó al ex ministro de Ganadería Enzo Benech y al ex subsecretario Alberto Castelar, por “el desfalco” realizado por un funcionario de $ 30 millones correspondientes al Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja, informó el jerarca a Hora del Campo de Radio Tabaré.

Chiesa aseguró que el mal uso del dinero responde a “las faltas de controles” por parte de las autoridades ministeriales y explicó que si bien “todo se llevaba con planilla Excel”, no se realizó “una auditoría, ni siquiera interna”.

“Ni un kiosco funciona como estaba funcionando el Fondo de la Granja, donde se manejaban $ 350 millones por año (casi US$ 10 millones) y no había control ninguno”, dijo y aseveró: “Esto era tierra de nadie”.

Con el dinero del fondo, aseguró el director, se realizaron diversas compras, entre las que destaca la adquisición de un jacuzzi que “se compró con los fondos públicos”, expresó y agregó: “Había una factura a nombre de la Dirección General de la Granja comprándose un jacuzzi y de esas tantas”.

Chiesa aseguró que el jacuzzi fue entregado en la dirección de la casa del funcionario “que hizo el desfalco” y que “tuvo el tupé de pedir una factura con RUT y cargarlo en el Excel de la contabilidad”.

“Estoy molesto de haberme encontrado con esta situación, que no me esperaba encontrar. Sabíamos del desfalco, sabíamos del robo, hicieron todo el manual de las cosas que había que hacer mal, para permitir que esto se robara”, aseguró Chiesa.

Actualmente, indicó el director, se realizará una auditoría para determinar las responsabilidades pertinentes y recordó que el año pasado se realizó una denuncia penal por el mal uso del fondo.

En 2019 el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) detectó “irregularidades” en el manejo del Fondo de la Granja y se suspendió a las personas que tenían firma autorizada para realizar movimientos de dinero.

Enzo Benech, quien era el jefe de la cartera en ese momento, había anunciado en conferencia de prensa sobre una “investigación rápida” que llevó a la “decisión de suspender” a las cinco personas que “tenían las firmas habilitadas para hacer uso del fondo”.

A su vez, había confirmado que estaba en curso “una denuncia penal” y que el MGAP haría “una auditoría (hacia atrás) hasta 2017”. Benech agregó en esa conferencia que se había dado “la solicitud de renuncia del anterior director de la Dirección General de la Granja, Avelino Casas y la asunción del nuevo director Daniel Silveira”.