Ganadería

Industrias están pasando para julio y agosto US$ 3,20 para el novillo gordo

Este ajuste es bueno para productores e industrias.

El presidente de la  Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (AUPCIN), Álvaro Ferrés, dijo en Enfoque Rural por VTV que los productores están viviendo una realidad del mercado que ninguno pensaba encontrarse. “Es consecuencia de todos los fenómenos climáticos que tuvimos: casi un mes de lluvias, después paró y vino el frío y después el invierno”.

Ferrés explicó que todos los productores ganaderos se encontraron con animales que, finalizadas las importantes lluvias, perdieron la gordura. “Los propios corrales de engorde perdieron kilos; no ganamos dinero, le dimos de comer y perdimos kilos”, indicó.

Este contexto hace que la “oferta de ganado gordo no sea importante” y los frigoríficos que quieren faenar no consiguen ganados, y si quieren faenar ganados terminados consiguen menos”, resaltó Ferrés. “Nos encontramos en una situación con poca oferta de ganado bien terminado y un invierno por delante que la industria y los productores no esperaban”, añadió.

El presidente de la AUPCIN señaló que la situación, pensando a futuro, dependerá de los precios que comience a pasar la industria. “Los frigoríficos pueden faenar y mucho dependiendo de las condiciones de terminación, pero hay ciertos mercados que requieren cierto grado de gordura y para eso se va a necesitar comida especial, ya que las pasturas están complicadas, lo que implica un mayor precio porque nadie va a querer invertir si no sabe a qué precio va a vender”.

Según informó Ferrés, las industrias frigoríficas están pasando valores interesantes para entregas de ganados a pasturas para julio y agosto con precios cercanos a los US$ 3,20. “Esto es bueno para la industria y los productores, porque si ven que hay un precio atractivo pueden invertir en engordar el ganado terminado para lo que la industria requiera”, sumó. “Esta operativa de vender para adelante varios meses a un precio fijo es común en los feedlots para ganado de cuota y no cuota”, añadió Ferrés.  

Finalmente, el presidente de la AUPCIN dijo que si esto comienza a pasar a este nivel quiere decir que las industrias se están empezando a “preocupar” de tener ganado con cierto grado de terminación y están “previendo una suba”.

Cuota 481. Álvaro Ferrés explicó que los negocios de cuota se vienen haciendo a valores que promedian los US$ 3,80. “Son negocios que se hacen pero que también se están achicando en su margen porque el valor relativo de la reposición de cuota 481 para estos negocios para adelante es un valor que ha subido un poco con respecto al año pasado”.

De todas maneras, Ferrés afirmó que el ganado cuota 481 sigue siendo un negocio atractivo que los corrales de engorde que están armados lo utilizan y el principal negocio que mantiene la estabilidad.

Por último, el negocio fuera de cuota no se “veía como una oportunidad” ya que la reposición era alta y la expectativa de precios del gordo era baja. “Ahora se puede cambiar el panorama y de hecho ya hay intenciones de cambio por parte de la industria para hacer estos negocios porque se ve una escasez muy importante de ganados bien terminados y hay necesidad”.  

Rurales EL PAIS