Campos

Para DIEA, más uruguayos vendieron tierras en últimos 13 años

Se desprendieron de 2.114.000 ha.

Campos en Uruguay. Foto: Rurales - El País.

Campos en Uruguay. Foto: Rurales – El País.

En los últimos 15 años hubo más uruguayos vendiendo sus campos y menos personas físicas arrendando predios para uso agropecuario.

Un trabajo técnico del Ing. Agr. Fernando Rincón, subdirector de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca,  establece que desde 2.000 la nacionalidad “uruguayo” es la más vendedora al desprenderse de 2.114 miles de hectáreas netas y la condición “no aplicable” —aquellos que no son personas físicas— es la más compradora al acaparar 2.1|28 miles de hectáreas  netas, con más del 99% de coincidencia entre ambas cifras. Analógicamente, la nacionalidad “uruguayo” percibió US$ 2.507 millones netos durante el período, en tanto la “no aplicable” desembolsó US$ 2.279 millones netos. La relación entre ambos montos representa un 10% de diferencia.

Rincón destacó que observando todo el periodo registrado —de 2.000 a 2015— se confirma la preeminencia de la condición jurídica “persona física” como la principal vendedora y a la “Sociedad Anónima” como la principal adquirente. A su vez, el Estado incrementó su superficie de tierras para uso agropecuario a 35.000 hectáreas netas (el 77% en los últimos tres años).

Arrendamientos. El trabajo de la DIEA muestra que en el período 2013/15, la superficie total de arredramiento anual se mostró estable, aunque el número de operaciones y el valor por hectárea presentan una tendencia levemente declinante —con mayor nitidez a nivel de la agricultura de secano— y en general la tendencia anual es de precios menores por hectárea cuanto mayor es la escala de área arrendada.

Más del 70% de los contratos fueron firmados por períodos iguales o menores a tres años, ocupando el 69% de la superficie promedio para el trienio.

Entre 2013/15, la mayoría de los arrendatarios y los arrendamientos se corresponden con la nacionalidad “uruguayo”. Para el mismo período, similar atributo cabe a la condición jurídica “persona física”. DIEA registra desde 2.000 en su serie “Precios de la Tierra” un total de 32.926 contratos, por un total de 11,8 millones de hectáreas y monto de US$ 1.219 millones. El valor promedio anual de las rentas es de US$ 104 por año y por hectárea y oscilan entre US$ 24 por hectárea para el 2002 y US$ 174 por hectárea para 2014. El precio promedio anual expresado en dólares corrientes aumentó sostenidamente entre 2004 y 2008, acompañando la suba del precio de los productos del agro.

El precio promedio concretado durante 2015 fue US$ 124 por hectárea al año, cifra que rompe con la tendencia registrada en años anteriores, llegando a similares valores en 2008. El análisis de Rincón destacó que si bien la superficie arrendada en 2015 —fueron 853.000 hectáreas— tuvo una leve caída respecto al año anterior, se mantuvo entre los períodos más altos del registro analizado por la DIEA. A su vez, desde 2007 hasta la fecha —con excepción de 2009—, los contratos de arrendamiento han superado las 800.000 hectáreas.

Precios. A nivel de compraventas de tierras, fue en 2014 cuando se alcanzó el máximo valor por hectárea —promedio— desde el 2000 que fue US$ 3.934 por hectárea y en 2015 se registró el primer cambio de tendencia a la baja en el valor desde 2002.

En más de 80% de las transacciones 2013/15, las superficies fueron menores o iguales a 200 hectáreas. A su vez, en el mismo período de la comparación anterior, el departamento con mayor precio promedio fue Soriano con US$ 6.516 por hectárea y el de menor valor fue Artigas, con un precio promedio de US$ 1.854 por hectárea. El valor promedio nacional por hectárea fue en el trienio pasado y alcanzó US$ 3.637 (cifras de DIEA).

Rurales EL PAIS