arroz

Arroz: arrendamientos y agua subieron fuerte

Según DIEA el precio de ambos creció 17,35% en 10 años.


Pablo Antúnez

El pago por el arrendamiento de la tierra y el precio del agua utilizada para regar en el sector arrocero, subió 17,35% en 10 años, tomando como moneda de pago bolsas de arroz por hectárea y tienen efectos muy pesados sobre los costos del cultivo.

Así lo mostraron las cifras divulgadas en el Anuario de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en su vigésima edición.

Las estadísticas se basan en la Encuesta Arroz impulsada por esta repartición del MGAP y hay que aclarar que en el arroz, hay productores que pagan por tierra y agua, otros sólo por tierra y otros por agua.

En la zafra 2005/2006 los arroceros tenían un costo por pago conjunto de tierra y agua de 26,5 bolsas de arroz, sano, seco y limpio (cada bolsa pesa 50 kilos) y desde ahí no paró de subir, pues en la zafra 2007/08 pasó a 27,6 bolsas; en 2011/12 pasó a 29,9 bolsas; 2013/14 llegó a 30,7 bolsas, descendió a 29,9 bolsas en el ejercicio 2015/16 y volvió a subir en 2016/17 quedando en el nivel más alto de la serie: 31,1 bolsas por hectárea.

Hay que recordar que la mayoría de los productores arroceros son arrendatarios y muy pocos propietarios de las chacras que plantan.
Según DIEA, en los departamentos arroceros del norte y litoral oeste, se pasó de 30,9 bolsas por hectáreas en la zafra 2015/16 a 29,3 bolsas por hectárea en la zafra 2016/17. En los departamentos del centro del país, prácticamente se mantuvo el precio en 29,3 bolsas, mientras que en la cuenca arrocera del este subió de 29,3 a 32,2 bolsas por hectárea.

Analizando sólo el arrendamiento, tomando la zafra 2005/06 y la 2016/17 el precio subió a 31,5 bolsas por hectárea a nivel país. Prácticamente se mantuvo en 12,5 bolsas por hectárea en la cuenca arrocera norte y litoral oeste, en el centro bajó levemente de 12,9 a 11 bolsas por hectárea (bajó 14,7%) y en la cuenca este hubo un leve incremento, pues pasó de 11,2 a 12,1 bolsas por hectárea (creció 8%).

De los insumos, el agua es el que más ha subido de precio y el arroz es el único cultivo inundado. A nivel país, siempre según el Anuario DIEA, en las mismas fechas de la comparación anterior, se pasó de 18,6 a 19,9 bolsas del cereal (subió 6,98%) y donde más subió fue en la cuenca este, donde pasó de 19 a 20 bolsas por hectárea (creció 5,26%).

Un costo que pesa fuerte en el sector arrocero es la energía eléctrica, pues la mayor parte del área se riega a través del bombeo eléctrico y no por gravedad, utilizando las represas. Las bombas que funcionan a gasoil son muy pocas.

Siembra. Hoy el sector vive el mayor atraso en la siembra que ha tenido en la década. “El clima permitió un avance esta semana, pero igual seguimos atrasados”, pues hoy, a nivel país, “se debe tener sembrada el 55% del área”, adelantó a El País el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago.

Generalmente, al 31 de octubre que es la fecha de cierre de siembra del cereal, en un año climáticamente normal es de esperar un avance en la siembra de entre 65% y 70% del área total. Hoy el área está 15% por debajo de lo ideal y “con una diferencia muy grande entre regiones e inclusive, entre productores. En algunos casos han logrado terminar de sembrar, pero también hay otros arroceros que van por el 20% del área”, agregó Lago.

Las lluvias fueron erráticas incluso dentro de una misma región, donde de pronto, en un establecimiento llovían 8 milímetros y a un kilómetro las lluvias alcanzaban los 40 o 50 milímetros, eso es lo que complicó el avance normal de la siembra. Desde la ACA se estima que la pérdida de 10% de área estimada en esta zafra se profundizará y con esfuerzo se estará cercano a las 150.000 hectáreas. “Hay varios productores que están asegurando que si no llegan al 10 de noviembre con el área sembrada, lo que quede por plantarse después de esa fecha, no se hará”, destacó el presidente de ACA. Hoy la intensión de la mayoría de los productores es no salirse de la fecha óptima y es el próximo viernes 10, apostando a variedades de ciclo más corto.

Rurales EL PAIS