Agricultura

Escasez de lluvias impacta negativamente en los rindes de soja

Situación “no es para alarmarse”, pero “será cada vez más sensible”, dijo el presidente de Copagran.

Soja. Foto archivo El País.

Los últimos episodios de lluvias experimentados en el país no han sido lo suficientemente equilibrados en las zonas agrícolas y eso ha provocado “pérdidas de potencial de rendimiento en la soja”, comentó a Rurales El País el Ing. Agro. Mathías Mailhos, presidente de Copagran.

Si bien entiende que la situación actual “no es para alarmarse”, Mailhos aseguró que de mantenerse por un tiempo más la escasez de lluvias, el panorama “será cada vez más sensible”.

La falta de precipitaciones, especialmente en la zonas núcleos de Argentina y Uruguay, están definiendo una tendencia alcista en los valores de la oleaginosa en las bolsas de Chicago; para la posición julio el precio alcanzó los US$ 380 por tonelada. Sin embargo, y teniendo en cuenta que la producción se está viendo afectada y provoca una rápida caída en los rindes, el productor “está muy cauto esperando cómo se definen las lluvias para cerrar negocios”. 

Mailhos dijo que el punto de equilibrio de una empresa que cuenta con campo y maquinaria propia es de 1.200 o 1.300 kilos por hectáreas, pero sumando costos de 500 kilos de soja de renta, son necesarios unos 2.000 kilos con un precio de venta en Nueva Palmira de US$ 350 por tonelada.

“La apuesta del agricultor uruguayo está en la soja, por lo que se necesita una zafra de precios y rendimientos medianamente buenos para emparejar lo que dejó el invierno”, dijo el presidente de Copagran. “Es preocupante que toda la bicicleta esté jugada a la soja”, advirtió.

Rurales EL PAIS