Agricultura

Avanzan las siembras de soja en Uruguay

Están faltando lluvias.

Siembra de soja. Foto: Twitter.

Las siembras de soja siguen avanzando en Uruguay y ya están dependiendo de las lluvias. Marcos Carrera, responsable de asuntos corporativos de Monsanto, aseguró a El País que “las siembras de soja de primera están muy avanzadas, pero está faltando un poco de agua para seguir”. En el caso de las sojas de segunda, el panorama es más complicado, porque precisan más agua”, aclaró el técnico.

De las 1,3 millones de hectáreas con la oleaginosa que se estima se plantarán en este ejercicio agrícola, las sojas de primera estarían ocupando más de 1 millón de hectáreas y vuelven a cobrar importancia por otro año más.

Carrera recordó que otro año más, “los números son finitos y la soja es el cultivo que paga las cuentas. Es la que está empujando y entiendo que debería haber un sinceramiento de cuentas, con lo cual, puede haber gente que quede por el camino”, advirtió el técnico.

Este año, el costo del cultivo debería ser muy similar al registrado el año pasado o incluso un poco menor, porque la semilla bajó y el valor de los fertilizantes se mantuvo. Nuevamente, el mejor posicionado vuelve a ser el dueño de la tierra y no el agricultor que precisa arrendar campo.

Argentina. Mientras tanto, el gobierno argentino, a través del Ministerio de Agroindustria, calculó que el área destinado a la soja caería a 16,8 millones de hectáreas y que la producción de trigo bajaría a 18 millones de toneladas. En el ejercicio agrícola 2016/17, se plantaron 18 millones de hectáreas con soja en Argentina.

Con respecto a la implantación de la soja, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dijo esta semana que lluvias recientes impulsaron el trabajo en los campos del centro del país, elevando el avance de la siembra a un 34% de los 18,1 millones de hectáreas que prevé para el grano.

A su vez, la misma institución señaló que en la última semana que heladas tardías afectaron a los lotes de trigo en el sur de la provincia de Buenos Aires —el corazón triguero argentino—, lo que podría afectar su rendimiento. Sin embargo, la entidad mantuvo su estimación de cosecha para el cereal en 17 millones de toneladas.

En su informe de cultivos de noviembre, el ministerio también recortó levemente su pronóstico de área de maíz 2017/18 a 8,8 millones de hectáreas, desde los 8,92 millones previos. [En base a Reuters]

Rurales EL PAIS