Zafra de toros

Los Senepol de cabaña “El Cerro” a US$ 3.320 de promedio

Los Senangus a US$ 2.689 y los Angus 2.700. En la propia cabaña remató escritorio Indarte y Cía.

Pablo D. Mestre.

Primer objetivo cumplido. Cabaña “El Cerro” comercializó en pista los 33 toros Senepol, Angus y Senangus, con un mercado muy ágil, firme y vendedor.

Segundo objetivo cumplido. Los valores logrados superaron el promedio de la zafra: US$ 2.800 por la totalidad vendida.

Así se puede resumir la subasta, a cargo de Indarte y Cía., que, tras un reconocimiento de Miguel Viganó al trabajo del equipo de la estancia, se hizo muy fluida.

En primer lugar los 6 reproductores Senepol “volaron”. El máximo fue US$ 3.600, por el Gran Campeón de la Expo Prado, lo mismo que por otro reproductor. El mínimo fue US$ 3.000 y el promedio US$ 3.320.

Luego vino otro de los objetivos cumplidos. La venta, por primera vez en Uruguay, de reproductores Senangus. También en forma fluida, se dispersaron los 17 toros a un promedio de US$ 2.689. El máximo fue US$ 4.200 (por uno de los últimos ejemplares ofertados, adquirido por estancia “La Francia” de Salto). El precio piso fue US$ 2.400.

Y finalmente se ofertaron una decena de toros Aberdeen Angus, vendidos entre 3.000 y 2.400, con promedio de 2.700 dólares.

Además, se ofrecieron 5 vaquillonas Senepol, adquiridas de un solo martillazo en US$ 1.440 c/u, por “Villa Haydé”.

Tras la subasta, Miguel Viganó, la catalogó como “muy positiva”. Es que, afirmó: “vendimos dos razas definidas y una absolutamente nueva como el Senangus y el mercado aceptó muy bien la oferta”. Según el principal de cabaña El Cerro, “esto reafirma el camino que hemos adoptado, y se ve cristalizado por la presencia de quienes compraron en 2016 y hoy volvieron a buscar más toros, reforzando su apuesta”.

Por su parte los Ing. Agr. Gonzalo y Fernando Indarte Gianoni destacaron que “la gente vino a buscar el vigor híbrido del Senangus y el Senepol, y se lograron los mejores precios del remate”.

Destacaron que la mayoría de los compradores “son del norte del país, atraídos por la tolerancia al calor de la raza”.

Entonces pues, el balance fue positivo… Y se cumplieron los objetivos trazados.

Rurales EL PAIS