Publicidad

Mercado de campos con más demanda que oferta

Fernando Indarte, Pablo Albano y Federico Vignolo, analizaron el mercado de campos en Valor Agregado de radio Carve

Foto campos

El director de la firma Indarte & Cía, Fernando Indarte, dijo que en el mercado de campos que tiene los mismos comentarios que ya tienen un par de años “agudizándose” en que “hay más demanda y menos oferta”, registrándose por esto una menor concreción de negocios.

El empresario sostuvo que para el caso de los campos del litoral, que son los más demandados, el inversionista puede pagar por encima de US$ 10.000 “y no encontrás campos, nosotros ahora estamos haciendo un ejercicio de llamar a la gente, como cuando precisas un ternero o un ganado gordo”, aquí se le ofrece el negocio a quienes compraron campos a 10 veces menos de lo que valen hoy “pero nadie se quiere desprender, con lo forestal pasa lo mismo”.

Para el caso de los campos de basalto, “es otro cantar”, indicó Indarte, que además agregó que “hay varios campos que están hace un tiempo a la venta” y no se logra concretar negocios, sobre los motivos de esta situación mencionó al escenario del ovino y también la distancia a Montevideo.

“Este tipo de campos se pueden comprar baratos, pero no hay demanda”, enfatizó.

Para el caso de las inversiones argentinas en nuestro país, el director de Indarte & Cía señaló que “no tiene nada que ver el Uruguay de hoy con el del 2000 o 2002”, además otro factor que genera complicaciones es que “la entrada de dinero a Uruguay es complicada, hay que cumplir con reglamentaciones internacionales, pero creo que hemos sido más realistas que el rey, porque pedimos cosas que en otros países no, esto hace que el flujo de capitales para el tema campos sea tremendamente difícil”.

Siguiendo en la línea de las inversiones de capitales argentinos, Indarte comentó que actualmente la rentabilidad que ofrece el negocio no convence, y los que siguen comprando campos, son los que ya tienen su propiedad en nuestro país desde la primera década del 2000.

Consultado sobre las elecciones en Argentina, el director de la firma de Young afirmó que no prevé “que cambie nadie gane quien gane”.

“Los últimos movimientos importantes fueron los fideicomisos de las AFAP, que el año pasado compraron bastante campos y ahora salieron del mercado”, dijo.

El director de Indarte & Cía cerró haciendo mención a las referencias que existen para los campos agrícolas ubicados en el litoral oscila entre US$ 9.000 y US$ 12.000 por hectárea.

“Los campos se venden que es lo importante y hay interés”

Pablo Albano, encargado del área de campos de la firma Zambrano & Cía, indicó que el año en algunos aspectos “no fue lo que se esperaba, el año viene cerrando bien pero con alguna salvedad que si permanece pueden afectar”.

En este sentido, Albano mencionó a la situación de valores en la ganadería, los cuales no han acompañado durante el año, y luego la agricultura, que comenzó con un panorama complicado por la sequía, pero ahora, el precio está acompañando.

“Que la agricultura esté dinámica siempre es bueno, y en cierta manera puede compensar lo que fue el año flojo de la ganadería”, indicó el integrante de Zambrano & Cía, que además agregó que de todas formas los campos que son esencialmente ganaderos se ven más perjudicados.

Por su parte, la forestación, también mostró dinamismo en las operaciones.

Desde el 2020 hasta la fecha, el precio de la tierra había mostrado un impulso a la suba, pero con este panorama “se pierde un poco. Realmente no se que va pasar, pero los campos se venden que es lo importante, y hay interés”.

En referencia a la actividad de los bancos en el mercado, el integrante de Zambrano & Cía manifestó que continúan siendo un generador de negocios a pesar de la suba de la tasa de interés,”sobretodo por un tema de los plazos, mucha gente mira el plazo y teniendo uno de 10 años o un poco más, es clave para el negocio de la tierra”.

“Esperemos que siga de esta forma”, auguró.

Mirando a los campos agrícolas, Albano señaló que un campo en el litoral y con buen nivel de aprovechamiento se ubica en torno a US$ 10.000 por hectárea, mientras que cuando el porcentaje ganadero aumenta el valor se sitúa sobre US$ 7.000, en el centro del país se ubican entre US$ 5.000 y US$ 6.000, al tiempo que en los campos del norte que se pueda hacer soja están entre US$ 3.500 y US$ 4.000.

“El 2023 va a ser similar al año anterior”

Federico Vignolo, gerente comercial de Da Silva Agroinmuebles, también analizó la situación para el mercado de los campos, donde dijo que “el 2023 va a ser un año similar al anterior, con bastantes ventas en todos los tipos de campos, va a ser un año interesante desde el punto de vista de la cantidad de operaciones”.

Si bien se logra juntar las puntas y realizar los negocios, “la oferta no es abundante, cuesta conseguir el campo que uno quiere, se da principalmente en los campos netamente agrícolas y en los forestales, un poco más fácil encontrar en los ganaderos o mixtos”.

La cantidad de operaciones se encuentra algo por debajo al ritmo que se tenía durante el 2022, con una “estabilidad más marcada en los precios”.

En el caso específico de los campos forestales, el integrante de Da Silva Agroinmuebles afirmó que “cuesta encontrar los campos donde es negocio forestar, ahí tenés más gente comprando con el perfil inversor”, comercializándose estos campos en valores que oscilan entre US$ 3.000 y US$ 4.000 por hectárea.

Proyectando el mercado en el 2024, Vignolo indicó que “puede ser importante lo que pase del otro lado del Río Uruguay”, haciendo referencia a las elecciones en Argentina, donde posterior a las mismas “los argentinos van a tomar decisiones, y allí probablemente haya algún movimiento”.

Consultado sobre las inversiones brasileñas, Vignolo indicó que “hay consultas y se han hecho operaciones hacia el norte y este del país, pero lo que llama la atención es la venida de extranjeros fuera de la región, se nota cada vez más europeos y norteamericanos haciendo inversiones buscando una rentabilidad, pero algunos particulares vienen a producir y eso es bastante interesante”.

En la frontera con Brasil los acumulados pueden llegar a ser muy importantes
Patricio Cortabarría y Jorge Andrés Rodríguez mostraron satisfacción por el trabajo realizado

Publicidad

Publicidad