Publicidad

Hay expectativas de exportar equinos en pie a China en el mediano plazo

Desde China se mostró un particular interés por los ejemplares uruguayos

Víctor Tarigo

La visita oficial de Uruguay a China marcó nuevos accesos de productos de nuestro país a ese mercado, entre ellos la posibilidad de exportar equinos en pie, “el interés surgió de la propia China, que ya hacía un tiempo había estado viendo los temas sanitarios de Uruguay”, sostuvo Víctor Tarigo, presidente de la Sociedad de Criadores de Caballos Puros de Carrera (SCCPC).

Entrevistado en Valor Agregado de radio Carve, Tarigo indicó que en un principio el interés del gigante asiático pasó tanto por los equinos deportivos, así como también la carne equina para consumo humano, “a raíz de una serie de visitas y de conexiones con el ministerio, manifestaron el interés de llegar a un acuerdo de cooperación mutua”.

En esta línea, en el marco de la visita oficial a China del ministro Fernando Mattos en mayo, también concurrieron dos integrantes de la SCCPC, quienes suscribieron un acuerdo “muy genérico”.

Consultado sobre la concreción de negocios, Tarigo señaló que China “es un gran mercado, en el tema de los caballos de carrera, Asia es el mercado que crece, en el resto del mundo decrece”.

En el caso de China se habla de varios mercados, porque hay que considerar a Macao y Hong Kong “que tienen un relacionamiento especial, y son grandes mercados porque no producen en territorio adecuado ni suficiente, entonces importan todo. En Hong Kong es donde hay una oportunidad, y una gran barrera, que es el tema del flete”.

En el tema del flete, usar el mismo sistema que hay para la exportación de ganado vacuno en pie “es una posibilidad a considerar”, al tiempo que en el flete aéreo “no hay una conexión fácil con China, tiene que ser una conexión via Alemania, Estados Unidos o Etiopía, lo cual implica una complejidad, pero se puede”.

La posibilidad de concretar los negocios se visualiza “en el mediano plazo en adelante”, afirmó el presidente de la SCCPC. Particularmente en el caso de Macao, que es el lugar donde más dinero se apuesta en el mundo, se llega a pagar entre US$ 150.000 y US$ 200.000 por un ejemplar.

Las mismas se extenderían hasta el lunes
El especialista en derecho comercial, Héctor Ferreira analizó las implicancias

Publicidad

Publicidad