Rurales El Suplemento

Análisis de Fimix Agrofinanzas: Protocolo de precios

Cuando la emergencia llama, todo aquel que es prevenido… vale por dos…

Producción.

Fimix Agrofinanzas  | [email protected]

Si enfocamos la mirada en América del Sur, parece ser en donde se concentran las noticias sanitarias y económicas más importantes en cuanto al mercado mundial de soja.

Por un lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a Brasil como el nuevo epicentro en lo que refiere a número de contagios y fallecimientos por Coronavirus, solo superado por Estados Unidos.

A diferencia de Uruguay, la economía brasileña – además de tener una escala gigantesca – al referirse a la fuga de capitales que provoca la desvalorización del real, implica la salida de capitales financieros especulativos pero también la postergación de grandes inversiones industriales. La crisis sanitaria, pero sobre todo la política, lleva a que por menor disponibilidad de dólares en plaza éstos valgan más en detrimento del real. Así es como recientemente ha alcanzado valores récord de casi 6 reales por dólar. La consecuencia de esto ha sido el aumento de la competitividad de toda la oferta exportable de Brasil, con la soja como estandarte.

China parecería empezar a mostrar señales de reactivación, con márgenes de molienda positivos, ante la demanda renovada por carne de cerdo.

Así como la destrucción de casi la mitad del rodeo de cerdos, por efecto de la fiebre porcina, implicó la caída de la demanda por harina de soja china y por la consecuente producción de soja de las Américas, con un rodeo en recomposición se ve una reactivación de la demanda por soja para moler, pero siempre buscando en el proveedor más barato: actualmente Brasil.

La enormidad de su última cosecha y el precio del real lleva a que el productor en Brasil reciba el mayor precio en reales de la historia, así como los chinos compren en los puertos brasileños a precios históricamente bajos, medidos en dólares: contento el comprador y contento el vendedor.

Consecuencia de esto es el mayor volumen mensual de soja desde que se llevan registros, embarcado en marzo y abril respectivamente.

Los premios en la región, por lo tanto, son los mejores en mucho tiempo mientras que en Chicago se mantienen en niveles muy deprimidos.

China, además de todo el ruido que debe enfrentar últimamente en relación al manejo del Coronavirus, está comprometido con Estados Unidos a cumplir con un programa de compras por valor de 35 mil millones de dólares, según se comprometió en la firma de la llamada fase 1 del armisticio comercial, aunque se mantiene en un ritmo de compras que todavía no llega ni a la mitad de lo comprometido.

Todo indica que Brasil no podrá sostener el ritmo de exportaciones por mucho más tiempo, ya que Estados Unidos empezará a volcar su propia cosecha en unos meses.

Mientras tanto, todo depende de en cuál hemisferio decida hacer la compras China y, eso, dependerá de en donde la encuentre más barata.

Si sigue en el sur, seguramente los premios se mantengan; aunque si se va al norte a comprar, el propio Brasil verá a su mercado interno, exportador de proteína animal, compitiendo por el poroto con el sector exportador. Podría llegar a ocurrir, incluso, que debido a la escasez de soja en Brasil los premios se mantuvieran altos e incluso también lo hicieran en Estados Unidos, como reacción a las compras chinas allí.

Qué va a ocurrir, como siempre, nadie lo sabe. Por eso no tiene sentido gastar energías en decir lo que debería valer el producto, si después los elementos que forman el precio van por otro lado (hasta dependiendo de Twitter) que el de los fundamentos de mercado.

Lo importante será tener un análisis claro y las diferentes expectativas que puedan generarse. Llegado el caso, la situación que toque, lo importante es contar con un plan de ejecución, frío y profesional. No es otra cosa que un protocolo de actuación, ya que no empezaron a usarse ni por casualidad cuando se declaró la emergencia sanitaria sino mucho antes.

El tema es que ahora, queda en evidencia su real utilidad.