Remates

“Lote 21” rematará 12.000 vacunos entre mañana y el jueves

Desde la hora 9, en forma 100% virtual, con el Scotiabank

Se brindaron los detalles en conferencia por zoom.

Con una oferta de 12.000 vacunos de invernada y cría, el consorcio de firmas rematadoras que integran Lote 21, concretará su remate del mes de mayo, el 163 del grupo.

Entre mañana miércoles y el jueves, ambos días desde la hora 9, se realizará la actividad en forma 100% virtual, sin público.

En lo que fue la tercera conferencia vía virtual, se explicaron los detalles. Como siempre financia y administra el Scotiabank, con 90 días, más plazos adicionales. Además la herramienta Pique 21.

Los vacunos salen con sanidad de Microsules.

“Venimos de semanas con mucha oferta de ganado en remates y en el campo, pero a medida que pasan las semanas, se va colocando todo”, aseguró Federico Rodríguez Dos Santos. Para el presidente de Lote 21 “este remate es una muy buena opción para poder reponer, en un otoño con alma de primavera, con días muy buenos y sazonado con prácticamente una lluvia por semana en distintas zonas del país”. Además, Rodríguez Dos Santos destacó en mercado del gordo, con una faena que ronda las 50 mil cabezas semanales, con valores firmes”. También ponderó “la exportación, con buenos niveles de volumen y valores”.

La transmisión, como siempre, será por Directv a través del canal 619, Cablevisión, Campo TV, y por la web del consorcio.

El programa establece:

Miércoles: desde la hora 9 se ofrecerán 6.929 vacunos, en 148 lotes: 562 terneros hasta 140 kg., 3.115 terneros de más de 140 kg., 1.479 novillos 1 a 2 años, 220 novillos 2 a 3 años, 114 novillos más 3 años, 55 terneros Holando, 41 novillos de 1 a 2 años Holando y 1.343 vacas de invernada.

Jueves: también a partir de la hora 9, serán 5.031 vacunos, en 113 lotes: 1.426 terneras, 1.042 terneros/as, 834 vaquillonas de 1 a 2 años, 153 vaquillonas sin servicio, 578 vaquillonas preñadas, 728 vacas preñadas, 130 vientres entorados y 140 piezas de cría.

A partir de este remate comienza a participar del consorcio el escritorio Walter Omar González, de la ciudad de Tacuarembó.