Remates

En menos de dos horas Pagés dispersó el 100% de la oferta

Las 147 Hectáreas de campo, a US$ 4.440 y los 1.650 vacunos

Carlos Pagés Pineda remató junto a su hijo Juan Carlos

Pablo D. Mestre

Una gran jornada de trabajo se vivió en el local “Rural de Dolores” que incluyó la venta de un campo y la ágil dispersión de la oferta de 1.650 vacunos en la pista. Todo, en menos de dos horas.

La tarde otoñal comenzó, con negocios a conducidos por Carlos Pagés Pineda, secundado por su hijo Juan Carlos y demás integrantes de la firma, con la venta del campo.

Las 147 hectáreas de campo fueron comercializadas en 4.400 dólares la hectárea, en negocio al contado, tras la participación de varios oferentes interesados.

Y luego fueron los 1650 vacunos dispersados con suma agilidad:

Algunos de los valores fueron: 100 piezas de cría a US$ 480; vaquillonas preñadas: 845, 750 y promedio de US$ 810; vacas preñadas: 810, 600 Y promedio de US$ 745; vacas para invernar: 660, 550 y promedio de US$ 600; terneras Angus: 500, 390 y promedio de US$ 465; terneras caretas: 380, 360 y promedio de US$ 370; terneros: 465, 300 y promedio de US$ 365.

Tras la subasta, el martillero Juan Carlos Pagés lo definió como “un remate muy ágil, con un marco acotado de público, cumpliendo con el protocolo sanitario”. Agregó que “en menos de dos horas se vendió tanto el campo como los vacunos”. Por ello, dijo del agradecimiento de la firma rematadora.

“Agradecemos la confianza que nos depositaron para realizar el remate de campo, así como también a todos los que consignaron el ganado y a todos los compradores que mes a mes nos acompañan en la Rural de Dolores”.

Pagés analizó que el mercado para el ganado gordo “está muy firme y todo hace pensar que así seguirá”, paralelamente estimó que “la reposición va de la mano con el precio de lo gordo y con el clima”. Afirmó que “deberíamos de aprovechar este momento con valores extraordinarios de los commodities para seguir produciendo al máximo”. Porque, agregó Juan Carlos Pagés, “el mundo necesita alimentos y nosotros debemos de aprovechar la oportunidad”.