Región

Martín Rapetti: “No podemos negociar porque nos impusieron una restricción”

El gobierno formalizó la suspensión para vender al exterior siete cortes populares y un cupo para colocar un 50% de los embarques

En Argentina hay un malestar importante, afirmó Martín Rapetti, representante de Argentina en el Foro Mercosur de la Carne. El gobierno formalizó el decreto que suspende la venta al exterior hasta fin de año de reses, media res, cuarto delantero y trasero con hueso, además de los cortes de asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.

Con la misma norma limitó al 50% hasta el 31 de agosto próximo el resto de las exportaciones de carne, salvo de los contingentes arancelarios que tiene asignados el país. También se oficializó el pedido para que el Ministerio de Agricultura y de Desarrollo Productivo trabajen en los próximos 30 días en la elaboración de un plan ganadero para aumentar la producción.

Rapetti señaló que “la medida es la misma del cierre de exportaciones: primero suspendiendo y ahora restringiendo el 50% de las exportaciones”. Se dejó afuera la cuota Hilton, la 481, la cuota americana, la cuota país con Colombia y se hizo una excepción con todo lo Kosher. “Hasta el 31 de agosto quedó un paréntesis para seguir trabajando sobre un plan ganadero, que no existe como tal”, agregó.

“Hay un malestar importante. No podemos negociar porque nos impusieron una restricción”, expresó.