Publicidad

Argentina: la baja del stock bovino en 2023 fue menor a la temida

La estimación oficial de las existencias bovinas a fin de 2023 fue de 52,8 millones de cabezas, 2,7% menos interanual y 2,4% menor que el promedio de los últimos ocho años, los más poblados tras la liquidación 2008/09

Ganado, ganadería, vacunos
En ejercicio 22/23 crecieron costos de producción.
Manuela García Pintos

Valor Carne | A pesar de la sequía extrema y las políticas adversas, el número de cabezas de bovinos disminuyó sólo 2,4% vs el promedio de los últimos ocho años. La tasa de destetes trastabilló, pero se mantuvo en el nivel de 2021-2022. El precio del novillo, 50% mayor que en la liquidación de hace 15 años, una clave para preservar el capital vacas.

La estimación oficial de las existencias bovinas a fin de 2023 fue de 52,8 millones de cabezas, 2,7% menos interanual y 2,4% menor que el promedio de los últimos ocho años, los más poblados tras la liquidación 2008/09. En tal sentido, Senasa viene realizando un monitoreo del stock, de manera consistente, con la misma metodología, desde 2007.

No es ocioso señalar que los pronósticos, a causa de las potenciales pérdidas durante el tercer año seguido de seca -más aguda que en los dos anteriores- eran considerablemente más pesimistas, tesis que siempre hemos puesto en duda, dada la masiva adopción de tecnologías para afrontar la crisis.

La experiencia muestra que los efectos de situaciones climáticas extremas tienden a magnificarse. Lo que no significa que nos resulte ajena la angustia atravesada por la mayoría de los ganaderos.

Publicidad

Publicidad