Plazarural

En Plazarural se dispersaron 21.355 vacunos, el 91% de lo ofertado

En la presente zafra de otoño, el grupo ofreció 100 mil reses y colocó el 90%, con negocios administrados por el Banco de la República y concretados en forma 100% virtual.

 

En tres días, Plazarural comercializó 21.355 vacunos, el 91% de lo ofertado, en negocio concretados al contado, con administración como siempre del Banco de la República.

“El mercado premió y priorizó el negocio corto y a los ganados de cría”, mencionó Alejandro Zambrano Zerbino. Dijo que si bien quedaron algunos lotes “fueron los que tenían base, con idea de valores de sus dueños, porque hubo mucha gente consultando”.

El director de Zambrano & Cía. destacó la venta de los ganados preñados, “fue muy buena, había una oferta importante de la categoría, más de 2.900, y se colocó un alto porcentaje”.

Analizó que el comiento fue un poco raro, “los negocios largos, las categorías jóvenes fue lo que más tranquilo estuvo, producto de esta falta de agua en algunos lados, los verdeos que no han podido venir y la llegada del invierno”. Eso, agregó, “sumado a que se han vendido muchos terneros en estos casi tres meses de la zafra en Plazarural”.

Respecto a las categorías grandes, de invernadas cortas, “fue realmente un rematazo, encontrándose valores que no se conseguían en el mercado, sobre todo en las categorías de novillos, producto que es más fácil leer el mercado en el corto plazo”. Dijo que “en los próximos 3 o 4 meses los invernadores saben que van a seguir con buenos valores y es más fácil hacer la cuenta”.

O sea, resumió Zambrnao, “quedamos muy contentos, con un excelente resultado de este Plazarural en el cual se premiaron los ganados buenos, como la cría, que se dio también la colocación total, con ganados para todos los bolsillos, para todos tipos de compradores”.

Malla Oro.

El Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni destacó “este último de la zafra otoño, con más de 100 mil reses ofrecidas en 4 remates y más del 90% de colocación”.

El director de Indarte y Cía. dijo que “se dio la lógica que esperábamos: los animales jóvenes corrigieron otra vez a la baja, pero sin problema en la colocación”. Dijo es lógico “porque mucha gente ya compró y repuso lo que necesitaba”. Además, “en mucho puente verde tradicional, donde pastoreaban los terneros, ahora va un cultivo de invierno tras la suba de los granos”.

También mencionó que “praderas que estaban un poco más viejas, que deberían ser cultivos en el año 22, pasan a ser un cultivo de invierno este año. Una decisión comercial lógica movida por los valores”.

Destacó la venta del 100% de la fila de novillos, con suba en todas las categorías, lo mismo que las vacas de invernada. “También esperables, porque están acompañando el gran aumento del ganado gordo”. Además, los vientres preñados, “una fila excepcional de animales, coincidiendo con Plaza Angus, veníamos de remates del 50% y en este fue el 77% de dispersión”.

Indarte mencionó el gran momento, “con precios que no nos imaginábamos en hacienda gorda, con noticias del lado de la demanda excelente, una oferta que disminuye a nivel mundial”. Analizó que “por suerte ya hay algunos malla oro que se están subiendo a las bicicletas…”.