ovinos

Apuran construcción del cuarentenario en Artigas

Brasil quiere comprar ovinos y bovinos uruguayos en pie.

 

Pablo Antúnez

Brasil está desesperado en comprar ovinos y bovinos en pie para satisfacer su demanda, pero los productores insisten en que no se pudo avanzar en lograr que esa puerta de vaivén funcione.

Los precios favorecen el negocio y la seca que viven -especialmente los departamentos del norte-, obliga a sacar carga de los campos. La estación cuarentenaria que la Asociación Agropecuaria de Artigas busca concretar en el norte, continúa siendo una quimera.

“Tenemos intermediarios e industriales brasileños desesperados por comprar ovinos y bovinos en pie. En un momento de seca como este, con frigoríficos trancados y sin ninguna forma de colocar una oveja en pie, porque los frigoríficos uruguayos trancaron el ingreso, la exportación en pie hacia Brasil es fundamental”, destacó el vicepresidente de la Federación Rural y directivo de la Asociación Agropecuaria de Artigas.

Riani explicó que hay un desinterés de los frigoríficos uruguayos por faenar ovinos en noviembre y en caso del ganado gordo, están dando entradas para diciembre y sin pasar precio. “La industria se está beneficiando y haciendo presión con la seca. Busca hacer su negocio y los productores nos vemos perjudicados al no poder exportar ganado en pie hacia Brasil cuando los precios favorecen los negocios”, dijo el vicepresidente de la Federación Rural.

Más allá del acercamiento que hubo entre las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y de la Secretaría de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) para concretar la aspiración de la estación cuarentenaria en Artigas/Quaraí, “no hubo avances”, criticó Riani. La semana pasada se reunió con el ministro Carlos María Uriarte porque considera “imperioso” para los productores de Artigas concretar esa puerta de salida. Hoy la única forma de sacar animales en pie hacia Brasil es por Aceguá y encarece los costos, haciendo inviable el negocio en muchos casos.

“Esperamos que el MGAP se mueva lo más rápido posible”, pidió el gremialista. El proyecto está pronto y afinado, incluso hasta el diseño y tipo de instalaciones, el principal cuello de botella hoy es el financiamiento. Riani explicó que hay intermediarios que quieren poner dinero para construirlo, pero la aspiración de la Asociación Agropecuaria de Artigas “es que el cuarentenario sea una herramienta que pueda ser usada por todos. Queremos que el gobierno ponga la plata y que esa estación cuarentenaria que se construya, se transforme en una herramienta para poder sacar ovinos y bovinos desde el norte hacia Brasil”.

Contactos políticos. 

Desde la Sociedad Agropecuaria de Artigas se impulsan contactos a nivel político para mover este proyecto y viabilizar la extracción de haciendas desde el norte del país, beneficiando a productores grandes y chicos. Incluso no se descarta pedirle una reunión al presidente Luis Lacalle Pou buscando avances.