Publicidad

Siguen los valores históricamente altos del ganado

El valor medio para la tonelada de carne vacuna se aproxima a los US$ 5.000, un 30% superior al mismo período del año pasado. En la interna, los novillos especiales ya se ubican en torno a los US$ 5,50 y 5,60 por kilo

martin-olaverry-ok.jpeg

Llegamos al cierre del cuarto mes del año con valores históricamente altos para el ganado en nuestro país y un valor medio de la tonelada de carne vacuna que se aproxima a los 5 mil dólares para 2022, un 30% superior a igual periodo del año pasado. El novillo especial, con una escaza oferta, se ubica entre US$ 5.50 y US$ 5.60. Por otra parte, cerramos una semana con una oferta importante de ganado de reposición que tiene una gran demanda. Los consorcios Plaza Rural y Pantalla Uruguay en esta semana ofrecieron en total cerca de 50 mil vacunos, destacándose la oferta de terneros que logró en ambos casos superar los 3 dólares por kilo de promedio. También hay interés por negocios cortos. En el caso de la vaca de invernada superó los US$ 2.20 por kilo, lo que representa unos US$ 900 al bulto.

En el mercado internacional, los ojos están puestos en China. La situación del Covid y las medidas que impone el gobierno están afectando la operativa. Hay problemas logísticos en los principales puertos y los importadores se muestran más cautelosos.

En diálogo con Valor Agregado de radio Carve, Ignacio Iriarte, director de “Informe Ganadero” indicó que el panorama en el corto plazo “es complicado”, ambientado por el avance del Covid en el gigante asiático que amenaza a la economía mundial. No obstante, en el mediano y largo plazo las perspectivas son muy alentadoras, sobre todo para la carne vacuna que le ha ido mejor que a la de cerdo.

“En el corto plazo la situación es complicada, pero a mediano y largo plazo es muy buena porque China no tiene ventajas comparativas ni competitivas para producir carne vacuna. Todas las proyecciones dicen que en los próximos 10 años China va a consumir 3 millones de toneladas más de carne vacuna porque no tiene capacidad de producirla”, comentó.

China también es un mercado muy importante para el ganado en pie, en esta semana se confirmó un embarque para junio de 15 mil vaquillonas de razas carniceras.

Juan Pablo Helguera, responsable de Del Norte Agronegocios, informó que casi el 100% de la oferta se encuentra encuarentenada, animales que, al embarque, deberán pesar unos 250 kilos.

Se trata de un negocio que se viene trabajando desde hace un par de años directamente con el productor chino, que opera por primera vez con Uruguay. Los animales irán con destino a la reproducción. Serán preñadas con Wagyu para obtener carne premium.

La operativa de compra comenzó a fines de diciembre y finalizó la semana pasada. Las operaciones se cerraron a valores de mercado, con un promedio de US$ 500 a US$ 650 dependiendo el peso de las terneras y/o vaquillonas.

La exportación en pie a China no tiene un escenario “muy auspicioso”.

“Cuando presupuestamos el barco los costos eran otros; desde ese entonces el petróleo subió un 35% y el maíz 40%. En China el precio del ganado bajó en parte por la incertidumbre de la guerra. Es complejo, pero no imposible”.

Cuota 481 y faena Kosher

Se retoma en estos días la faena con destino a Israel y también el Kosher Especial, Israel es un mercado histórico para Uruguay que demanda novillos pesados. En lo que va del año el volumen exportado se ubica en el eje de las 5 mil toneladas.

El consultor en proyectos y operaciones de faena kosher, Felipe Kleiman, comentó que, tras las pascuas, es el día cero de cerrar negocios, por lo que en los próximos días empezarán a llegar las cuadrillas de rabinos hacia todo el Mercosur.

Sobre la región, señaló que Paraguay se mantiene muy competitivo; al tiempo que tanto Uruguay como Argentina, y ahora Brasil, están con precios más altos y novillos caros. “Se ve mucha inflación en el rubro alimentos a nivel internacional. Hay una corrida grande por marcar posiciones”, aseguró.

Kleiman destacó que hay voluntad a nivel del Mercosur con nuevas industrias especializándose en kosher, sobre todo porque se empiezan a abrir nuevos nichos de mercado kosher. “Tenemos una perspectiva en kosher de que haya un aumento de oferta”, señaló en Valor Agregado de radio Carve.

Esto se debe a que, ante un aumento de una demanda inexplicable, hay una supresión de oferta -ante la baja de Polonia, uno de los principales exportadores Kosher-, países como Reino Unido y Francia ya no son autosuficientes en su suministro.

Ya comenzó en algunas plantas frigoríficas la nueva ventana de faena Cuota 481, “empezamos un poco adelantados que en años anteriores porque se está llegando antes a Europa y el 1° de julio tener todo ahí”, comentó el Dr. Daniel Miranda, presidente de la Mesa de Feedlot, en Valor Agregado en radio Carve.

La reducción del cupo debido al acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos cambió las reglas de juego y redujo la participación de terceros países. “Por suerte el país que menos lo sintió fue Uruguay, mantuvimos los clientes y los volúmenes, pero hubo una reducción de cupo y vamos trimestre a trimestre”, aseguró Miranda.

“Más allá de que el precio sea alentador, el riesgo por el aumento de los costos es mayor”, expresó.

“Al sentarnos a ver los márgenes, nos asombramos de lo que nos cuesta hacer cada animal más allá de que el precio de venta es bueno”. Es un negocio interesante, y si bien venimos con subas semana tras semana, “estamos atentos a cuando pegue la curva y se estanque”, dijo Miranda. Hoy, para el ganado de cuota se está buscando un techo de US$ 6, intentando validar ese precio.

Varios precios internacionales de productos de exportación “pegaron la vuelta” luego de haber tocado niveles récord. Mientras, los costos locales en dólares siguen subiendo. El escenario de los agronegocios se mantiene auspicioso, pero con menos margen de maniobra.
Pero, más allá del dato puntual, lo tranquilizador es que se confirma que las señales del mercado terminan impactando en toda la cadena. Era obvio que era así, pero los largos tiempos de la ganadería hacían a veces pensar que las señales no llegaban
La habilitación para importar carne con hueso desde Brasil es un paso en el buen camino y -seguramente- ayudará a moderar los precios locales de la carne. La dinámica de la cadena cárnica es un buen ejemplo de competitividad y sana formación de precios
El PBI está 2,3% por encima de sus niveles pre-pandemia, con varios sectores con crecimiento firme (como el agro) y otros que se recuperan de las fuertes caídas causadas por el Covid. Persisten importantes desafíos
Son momentos de pensar objetivos y metas, de planificar el ejercicio que se viene y de tener claro los números para saber dónde estamos parados. Eso, hará que se tomen mejores decisiones en estos tiempos de montañas rusas...
Contribuyentes que hayan superado el tope para liquidar Imeba, si no es algo circunstancial, deberían analizar la posibilidad de liquidar Irae ficto, recuperar el IVA y pensar en la posibilidad de presentar Proyectos de Inversión
La forma de crecer en la cantidad de animales terminados reduciendo el área ganadera es mediante una mayor capacidad de los corrales de engorde: por una expansión de los que ya existen o por la construcción de nuevos.
El escenario global sigue tenso por la guerra y la presión inflacionaria. Los agronegocios mantienen buenas perspectivas, entre ellos la producción de carne. Es clave mantener la productividad, contener costos y garantizar el suministro a la población, cuidando los precios al público
Las exportaciones aceleran de la mano de la agricultura y la ganadería, pero el impacto de la inflación por combustibles y alimentos se está sintiendo en el consumo interno. Y la región ayuda poco
En esta ocasión vamos a repasar el régimen de anticipos del impuesto a la renta agropecuaria
La baja del dólar se ha constituido en la principal forma de bajar la inflación, pero puede complicar la competitividad de los sectores cuyos precios internacionales no han subido tanto y tengan más incorporación de empleo
Más allá de esta coyuntura, en el mediano plazo la expectativa es que el mercado siga sostenido y con precios relativamente caros para la proteína animal

Publicidad

Publicidad