Publicidad

Prioridad de la vacuna en la industria

martin-olaverry-ok.jpeg

Martín Olaverry.

 

Martín Olaverry I Valor Agregado, Portal Rurales El País. 

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Carlos María Uriarte, solicitará mañana lunes al presidente de la República, Luis Lacalle Pou, que los trabajadores de las industrias productoras de alimentos sean considerados como una categoría de prioridad para establecer el orden de vacunación contra el Covid-19.

Además, Uriarte aseguró que también se está trabajando con el Canciller chino en Uruguay -y el representante nacional en China también está haciendo lo correspondiente- para saber qué va a pasar con las plantas de Lorsinal y Casa Blanca que fueron auto suspendidas luego de arrojar casos positivos de coronavirus.

Según adelantó el Secretario de Estado, los resultados de las auditorías chinas (que se realizaron de forma virtual) “fueron muy buenas” y desde la contestación de las observaciones han transcurrido 15 días.

En cuanto al mercado del ganado gordo, algunas plantas frigoríficas reactivaron sus faenas y generó un aumento de la demanda por hacienda terminada, al tiempo que los precios se mantienen firmes entre US$ 3,30 a US$ 3,32 por kilo carcasa para el novillo, y entre US$ 3,05 a US$ 3,10 para la vaca.

“Hay disparidad entre los frigoríficos, en especial con los que están procesando animales para Israel que se animan a pagar algunos centavos más”, dijo un operador.

En relación a los mercados internacionales, las exportaciones de enero de carne bovina uruguaya registraron 29.405 toneladas peso carcasa, un incremento de 6.003 toneladas frente a igual mes del 2020. Se destacó el crecimiento de los envíos a Israel con 1.680 toneladas, un 200% más. A pesar de que Europa está afectada por la pandemia, la venta de carne uruguaya creció 9% con 2.113 toneladas. Mientras que Estados Unidos importó 4.512 toneladas, una suba del 52%.

El precio promedio de enero 2021 reflejó las dificultades en Europa, con una caída del 11,3% en el valor medio frente a 2020. Enero cerró a US$ 3.706 por tonelada equivalente carcasa.

Por otro lado, el Ministerio de Ganadería avanza en el plan para la erradicación de la mosca de la bichera. Se trabaja en la constitución de un mecanismo financiero que permita generar recursos para afrontar la inversión. Una alternativa es crear una tasa similar a la que aporte al sector privado para financiar proyectos específicos como las Cajas Negras, que se financian con una retención a cada vacuno faenado en la industria. Se evalúa acordar con las Afaps un adelanto de dinero para financiar la inversión y pagarlo con esta tasa que aportaría el sector privado.

Guillermo Crampet
Se agrava la sequía y las consecuencias serán profundas en todas las producciones. El litoral ha tenido más suerte, aunque con lluvias muy desparejas. La falta de agua le mueve el piso a las cadenas productivas y lo sentirá toda la economía.
El principal factor que impactó de forma negativa sobre los precios internacionales de la carne vacuna el año pasado fue la política de cero Covid en China. Eso quedó de lado, por lo que es lógico pensar que haya una evolución positiva del mercado en los próximos meses
Llama la atención que en estas horas se hable por todos lados de una situación que comenzó hace meses. Es como que recién ahora “la seca llegó a Montevideo…”
La economía china promete reactivarse este año, aunque todavía plantea incógnitas. Es un asunto clave para los agronegocios, en especial para el sector cárnico. Mientras, se siguen esperando lluvias más generalizadas. Si no hay más oferta, el efecto de una mayor demanda será acotado
Según José María Rodríguez, “se ven cambios en el patrón meteorológico, porque empieza a llegar más humedad a la región que dejará lluvias de mayor frecuencia y acumulados en febrero y marzo
En el presente artículo comentaremos los incentivos tributarios por inversiones en Uruguay, específicamente para el sector agropecuario y relacionadas con el “agua”, frente a esta situación particular de sequía que atraviesa el país. Los mismos son diferentes, dependiendo si se trata de un contribuyente de IRAE o IMEBA.
El 2023 será un año más exigente para los agronegocios y no solo por la sequía. Uruguay quedó con costos altos en 2022 y no será fácil revertirlo. Pero avanzar más despacio no es retroceder.
A partir de que China recompuso su producción de carne de cerdo tras superar la epidemia de peste porcina africana, los precios de esta proteína bajaron de forma drástica y llamó la atención que no lo hicieran los de la carne vacuna. La Ruta de la Seda, que está permitiendo la llegada de carne importada a zonas alejadas de la costa china, jugó un papel preponderante para sostener el precio del producto que se importa fundamentalmente desde América del Sur.
Las ventas de bienes al exterior marcaron un récord impactante y el desafío es mantener el impulso. No será fácil: el escenario externo está cambiando y los precios bajaron. Por esto, también tienen que bajar los costos, dentro y fuera de los establecimientos.
El segundo semestre de este año fue complicado para la ganadería, aunque terminó dando sorpresas positivas en la agricultura. Si el clima acompaña, estos agronegocios seguirán aportando a la economía.
El escenario económico global y local se muestra más restrictivo en el cierre del año, pero los establecimientos agropecuarios, en general, han acumulado fortalezas para seguir adelante. Ahora tienen que ayudar el clima y la conducción económica.
En los próximos años los cambios en el uso del suelo seguramente mantendrán la tendencia de los anteriores; con la segunda planta de celulosa de UPM, lo lógico sería que se dé un crecimiento adicional de la superficie destinada a la forestación, aunque no debería ser muy significativo

Publicidad

Publicidad