Publicidad

Los anticipos del Impuesto a la Renta Agropecuaria (IRAE)

En esta ocasión vamos a repasar el régimen de anticipos del impuesto a la renta agropecuaria

Mercedes Gomez

En esta ocasión vamos a repasar el régimen de anticipos del impuesto a la renta agropecuaria. Recordemos que los contribuyentes de IRAE que desarrollen actividades agropecuarias deben realizar anticipos del impuesto en forma trimestral, no teniendo la obligación de anticipar el IRAE mínimo. Lo particular que presenta el sector es que al cierre de cada ejercicio el contribuyente podrá optar por efectuar los anticipos según el régimen general o el particular aplicable al sector, por lo que resulta interesante conocer ambos regímenes para poder hacer una mejor opción.

¿En qué consiste el régimen General?

El mismo dispone que el coeficiente se debe determinar en base a la relación entre el monto del impuesto y las ventas, servicios y otras rentas brutas que originen rentas gravadas en cada ejercicio. En este caso, siendo coherente con la forma de cálculo del coeficiente, el mismo se debe aplicar a los ingresos recién mencionados, del ejercicio siguiente para obtener el anticipo correspondiente.

A su vez, aquellos contribuyentes de IRAE que verifiquen que al menos el 80% de sus operaciones gravadas están comprendidas en el IVA pueden determinar el coeficiente de anticipos mediante la relación entre el monto del IRAE y el de las operaciones comprendidas en el IVA. En este caso, el coeficiente se aplica a las operaciones comprendidas en el IVA de cada mes del ejercicio siguiente para determinar el monto del anticipo.

En caso de que el productor agropecuario optara por algunas de estas modalidades de cálculo del anticipo, lo hará en forma trimestral y el monto definitivo de cada pago surgirá de deducir al monto primario así determinado, el IMEBA del trimestre ya fuera que hubiera sido abonado directamente por el productor o través de retenciones.

¿Qué dispone el régimen agropecuario?

La normativa dispone para el sector agropecuario dos mecanismos de cálculo dependiendo de si el contribuyente liquida el impuesto según base real o base ficta.

En el primer caso, el impuesto resultará de aplicar el 25% a la diferencia entre el IRAE y el crédito de IVA utilizado para compensar el IRAE, ambos referidos al año anterior al que motiva el anticipo.

El monto de cada pago surgirá de deducir al importe recién determinado lo ya abonado en el trimestre correspondiente en concepto de IMEBA.

Si bien no se establece expresamente la deducción del IVA, en los hechos al poder solicitar el IVA de forma mensual se puede descontar el crédito resultante del anticipo de IRAE.

¿Cómo deben realizar los anticipos las empresas que liquidan IRAE ficto?

Quienes hayan optado por liquidar el impuesto en forma ficta deben determinar cada anticipo aplicando a las ventas de productos agropecuarios del trimestre correspondiente la tasa de IMEBA que resulte aplicable incrementada un 50%, independientemente de a quién fue realizada la venta.

A la cifra así obtenida se le deducirá el monto abonado en concepto de IMEBA y el crédito de IVA del trimestre correspondiente. Es de destacar que la tasa de IMEBA aplicable al cálculo del anticipo es la “aplicable” a diferencia de lo que ocurre en el cálculo del impuesto en forma ficta donde corresponde utilizar la tasa “máxima legal”.

Por otra parte, las ventas a considerar son todas las que correspondan a productos agropecuarios, sin importar si las mismas estuvieron sujetas al pago de IMEBA o no, y no se incluyen en el cálculo otros ingresos como ser ingreso por enajenación de activo fijo, por prestación de servicios, etc.

Varios precios internacionales de productos de exportación “pegaron la vuelta” luego de haber tocado niveles récord. Mientras, los costos locales en dólares siguen subiendo. El escenario de los agronegocios se mantiene auspicioso, pero con menos margen de maniobra.
Pero, más allá del dato puntual, lo tranquilizador es que se confirma que las señales del mercado terminan impactando en toda la cadena. Era obvio que era así, pero los largos tiempos de la ganadería hacían a veces pensar que las señales no llegaban
La habilitación para importar carne con hueso desde Brasil es un paso en el buen camino y -seguramente- ayudará a moderar los precios locales de la carne. La dinámica de la cadena cárnica es un buen ejemplo de competitividad y sana formación de precios
El PBI está 2,3% por encima de sus niveles pre-pandemia, con varios sectores con crecimiento firme (como el agro) y otros que se recuperan de las fuertes caídas causadas por el Covid. Persisten importantes desafíos
Son momentos de pensar objetivos y metas, de planificar el ejercicio que se viene y de tener claro los números para saber dónde estamos parados. Eso, hará que se tomen mejores decisiones en estos tiempos de montañas rusas...
Contribuyentes que hayan superado el tope para liquidar Imeba, si no es algo circunstancial, deberían analizar la posibilidad de liquidar Irae ficto, recuperar el IVA y pensar en la posibilidad de presentar Proyectos de Inversión
La forma de crecer en la cantidad de animales terminados reduciendo el área ganadera es mediante una mayor capacidad de los corrales de engorde: por una expansión de los que ya existen o por la construcción de nuevos.
El escenario global sigue tenso por la guerra y la presión inflacionaria. Los agronegocios mantienen buenas perspectivas, entre ellos la producción de carne. Es clave mantener la productividad, contener costos y garantizar el suministro a la población, cuidando los precios al público
Las exportaciones aceleran de la mano de la agricultura y la ganadería, pero el impacto de la inflación por combustibles y alimentos se está sintiendo en el consumo interno. Y la región ayuda poco
La baja del dólar se ha constituido en la principal forma de bajar la inflación, pero puede complicar la competitividad de los sectores cuyos precios internacionales no han subido tanto y tengan más incorporación de empleo
Más allá de esta coyuntura, en el mediano plazo la expectativa es que el mercado siga sostenido y con precios relativamente caros para la proteína animal

Publicidad

Publicidad