Publicidad

La seca llegó a Montevideo...

Llama la atención que en estas horas se hable por todos lados de una situación que comenzó hace meses. Es como que recién ahora “la seca llegó a Montevideo…”

Pablo D. Mestre.jpg

Desde el segundo semestre del año pasado la región vive una seca que estaba anunciada hacía varios meses, con el agravante que es el tercer año consecutivo que se registra este fenómeno. Esto, como es lógico, afecta a todo el país, no sólo al sector agropecuario, con consecuencias en lo inmediato, pero también a futuro, pues se complicará la máquina productiva por ejemplo en la ganadería.

Ahora bien, dicho esto, también es bueno mencionar que, como lo dice el título de este Suplemento, siempre que hubo una seca, luego llovió. Antes o después, pero no es eterno. Además, y no menos importante, es bueno también mencionar que aún no se ha llegado a los niveles de la recordada seca del año 89 que generó múltiples consecuencias negativas. Esta, sí es verdad, es muy extendida a lo largo del tiempo y en todo el territorio nacional, lo que ha provocado que el gobierno declarara la cuarta emergencia agropecuaria consecutiva.

Y acá hay un punto importante. En esta semana se extendió la emergencia agropecuaria, luego de haber vencido el primer periodo de 90 días. O sea, con este dato queda claro que es un fenómeno que arrancó hace meses, aunque pareciera que muchos recién se enteraron esta semana.

Por estos días, aprovechando la crisis climática, surgieron críticas hacia el gobierno por la falta de respuestas ante la seca. En este Suplemento se detallan todas las medidas tomadas, muchas de las cuales incluso las explica el Ministro Fernando Mattos en entrevista. “¿Quieren que el presidente Lacalle haga llover? Sería lo único que le falta”, dijo un ofuscado productor agropecuario que reaccionó a las críticas, fruto de la “grieta” que desde hace mucho tiempo se instaló en el país. En el mismo sentido consideró que “si toma demasiadas medidas, los mismos dirían que siempre se favorece al mismo sector; y si son pocas, entonces hablan que son escasas y que llegaron tarde, o sea, siempre van a criticar”.

También aparecieron en esas horas los “secólogos”, que opinan de todos los temas, muchas veces sin el mínimo conocimiento. Esos opinólogos de turno ahora cuestionan a los productores por no tomar medidas preventivas. ¿Acaso los productores son tontos? ¿Es que no instalan riego porque no saben? “Si algo caracteriza al productor uruguayo es la capacidad de reinvertir pensando en el futuro”, afirmó Gonzalo Valdés Requena. Porque, como dijo Martín Uría Shaw, “el productor, es quien impulsa la economía del país, no se queda con la riqueza en el bolsillo”, sino que eso se transfiere a otros sectores.

Los dirigentes elogiaron las medidas que viene tomando el gobierno: “Lo importante es que haya un diálogo con las autoridades y saber que están por dentro del tema”. Desde el gobierno priorizan las acciones porque no hay peor cosa que la pérdida de un productor, “por eso estamos obsesionados por establecer todas las medidas necesarias para que el sistema productivo se mantenga de pie y que ninguna familia tenga que dejar su forma de vida”, dijo Mattos.

Por todo eso, llama la atención que en estas horas se hable por todos lados de una situación que comenzó hace meses. Es como que recién ahora “la seca llegó a Montevideo…”.

Se agrava la sequía y las consecuencias serán profundas en todas las producciones. El litoral ha tenido más suerte, aunque con lluvias muy desparejas. La falta de agua le mueve el piso a las cadenas productivas y lo sentirá toda la economía.
El principal factor que impactó de forma negativa sobre los precios internacionales de la carne vacuna el año pasado fue la política de cero Covid en China. Eso quedó de lado, por lo que es lógico pensar que haya una evolución positiva del mercado en los próximos meses
La economía china promete reactivarse este año, aunque todavía plantea incógnitas. Es un asunto clave para los agronegocios, en especial para el sector cárnico. Mientras, se siguen esperando lluvias más generalizadas. Si no hay más oferta, el efecto de una mayor demanda será acotado
Según José María Rodríguez, “se ven cambios en el patrón meteorológico, porque empieza a llegar más humedad a la región que dejará lluvias de mayor frecuencia y acumulados en febrero y marzo
En el presente artículo comentaremos los incentivos tributarios por inversiones en Uruguay, específicamente para el sector agropecuario y relacionadas con el “agua”, frente a esta situación particular de sequía que atraviesa el país. Los mismos son diferentes, dependiendo si se trata de un contribuyente de IRAE o IMEBA.
El 2023 será un año más exigente para los agronegocios y no solo por la sequía. Uruguay quedó con costos altos en 2022 y no será fácil revertirlo. Pero avanzar más despacio no es retroceder.
A partir de que China recompuso su producción de carne de cerdo tras superar la epidemia de peste porcina africana, los precios de esta proteína bajaron de forma drástica y llamó la atención que no lo hicieran los de la carne vacuna. La Ruta de la Seda, que está permitiendo la llegada de carne importada a zonas alejadas de la costa china, jugó un papel preponderante para sostener el precio del producto que se importa fundamentalmente desde América del Sur.
Las ventas de bienes al exterior marcaron un récord impactante y el desafío es mantener el impulso. No será fácil: el escenario externo está cambiando y los precios bajaron. Por esto, también tienen que bajar los costos, dentro y fuera de los establecimientos.
El segundo semestre de este año fue complicado para la ganadería, aunque terminó dando sorpresas positivas en la agricultura. Si el clima acompaña, estos agronegocios seguirán aportando a la economía.
El escenario económico global y local se muestra más restrictivo en el cierre del año, pero los establecimientos agropecuarios, en general, han acumulado fortalezas para seguir adelante. Ahora tienen que ayudar el clima y la conducción económica.
En los próximos años los cambios en el uso del suelo seguramente mantendrán la tendencia de los anteriores; con la segunda planta de celulosa de UPM, lo lógico sería que se dé un crecimiento adicional de la superficie destinada a la forestación, aunque no debería ser muy significativo
La actividad no creció en el tercer trimestre y la economía cierra el 2022 con retraso cambiario y una economía global floja. Aun así, hay fundamentos para retomar la dinámica

Publicidad

Publicidad