Publicidad

Ingresar al Acuerdo Transpacífico generaría entre US$ 39 y US$ 95 millones en 2023

Artículo de Opypa calcula impacto económico en la cadena cárnica bovina del Uruguay

carne bovina.

Si Uruguay logra ingresar al Acuerdo Transpacífico, el redireccionamiento de las exportaciones de carne y mercaderías que habitualmente van a otros destinos, en 2023 generaría entre US$ 39 y US$ 95 millones anuales en 2023, según un artículo publicado en el Anuario Opypa 2022.

Estas cifras aumentan conforme avanzan los calendarios de desgravación vigentes en el acuerdo, alcanzando un intervalo de US$ 79 a US$ 184 millones en 2033 según el escenario.

El Acuerdo Transpacífico (CPTPP por sus siglas en inglés) fue suscrito en 2018 por 11 países: Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Los países miembros presentan características salientes en el panorama internacional: representan 7% de la población, 13% del Producto Interno Bruto (PIB) y 19% de las importaciones mundiales. Entre sus principales objetivos, se encuentran promover la integración económica, establecer marcos legales predecibles para el comercio, facilitar el comercio regional y promover el crecimiento sostenible.

Importaciones de carne. En lo que es carne bovina, las importaciones alcanzaron US$ 9 mil millones en 2021, representando alrededor del 20% de la importación mundial. Existe una alta heterogeneidad entre sus miembros, donde Japón se posiciona como el importador más relevante del Acuerdo. En 2021, importó US$ 4 mil millones, representando el 45% de la importación total de carne bovina del bloque. Como indica el siguiente gráfico, Chile, México y Canadá le siguen en magnitud de importaciones.

Para Uruguay, el CPTPP actualmente representa una proporción relativamente menor de las exportaciones de carne bovina. En 2021, la cifra exportada alcanzó los US$ 133 millones, significando un 5% de las exportaciones totales. Como referencia, Australia exporta el 30% del valor de su carne bovina a este bloque.

En parte, la subrepresentación de Uruguay en este mercado se explica por las altas barreras arancelarias que imponen algunos de sus principales miembros. Por ejemplo, Uruguay paga un arancel por defecto de 38,5% para exportar carne bovina a Japón.

El otro mercado donde existen relevantes barreras arancelarias es Canadá, cuyo arancel por defecto fuera de cuota es de 26,5%.

Para los miembros del Acuerdo, estos aranceles son sustancialmente menores: por ejemplo, Australia enfrenta un arancel de 24% en Japón (el cual descenderá hasta 9% en 2033) y 4% en Canadá (el cual descenderá hasta 0% en 2023). Otro mercado donde existiría una desgravación relevante es en Vietnam: el arancel para los miembros cayó desde 14% a 0% al momento de la firma del acuerdo. Uruguay actualmente no exporta a este mercado por no contar con habilitación sanitaria.

En el bloque también existen otros países en los que Uruguay no enfrenta desventajas arancelarias relevantes (Chile, México, Perú y Singapur, por ejemplo).

Beneficios. En consecuencia, de suscribirse el acuerdo, la cadena cárnica bovina uruguaya concentraría los beneficios arancelarios en la mejora de acceso a los mercados de Japón y Canadá.
Para identificar qué productos podrían ser redireccionados hacia Japón y Canadá, se toma como referencia el perfil exportador de Australia a estos mercados. Australia fue el segundo proveedor más relevante de carne bovina a Japón en 2021, representando 37% de sus importaciones. En Canadá fue el cuarto exportador más relevante, aunque con una participación relativamente menor: significó el 7% de sus importaciones.

Es importante mencionar que, como Uruguay no posee la habilitación sanitaria para exportar carne bovina con hueso a ninguno de estos mercados, se consideran productos pasibles de ser redireccionados sólo a aquellos sin hueso. Además, tampoco se consideran como productos pasibles de ser redireccionados a aquellos productos que actualmente se exportan bajo algún tipo de preferencia arancelaria, como el cupo Hilton en la Unión Europea o el cupo Estados Unidos.

Resultados. De acuerdo a esta metodología, el ingreso incremental para la cadena de carne bovina uruguaya por ingresar nuestro país al Acuerdo Transpacífico se encuentra entre US$ 39 y US$ 95 millones considerando el escenario de media y máxima respectivamente para el año 2023. Conforme avanzan los calendarios de desgravación vigentes en dicho acuerdo, las ganancias potenciales se incrementan.

De esta forma, el ingreso incremental se ubica entre US$ 79 y US$ 184 millones anuales desde 2033, año en el que Japón culmina su proceso de reducción de aranceles.

En todos los casos, la mayor ganancia proviene de captar precios superiores por redireccionar productos desde China hacia Japón. En 2023, este flujo representa un incremento en el valor exportado de US$ 14 millones en el escenario de media, y US$ 47 millones en el de máxima, cifras que significan una participación de entre 39% y 50% de la ganancia total respectivamente.

Carne para manufacturas, aguja y paleta y lomos son los productos que más se valorizarían por este redireccionamiento.

También destaca el redireccionamiento de carne para manufacturas hacia Canadá que actualmente se coloca en Estados Unidos por fuera de cuota: este flujo significa un incremento potencial de entre US$ 7 y US$ 18 millones anuales.

Considerando los escenarios para el año 2023, las exportaciones de carne bovina uruguayas incrementarían su valor entre 1,4% y 3,9%, suponiendo que los valores exportados en 2021 se mantienen constantes.

Además, las colocaciones en el mercado japonés aumentarían en un orden de magnitud de 7 a 17 veces el valor exportado en 2021. Esto implicaría aumentar la participación de carne uruguaya en Japón desde un 1% hasta un valor entre 7% y 19% en 2023.

Por su parte, la participación de Japón en la canasta de destinos de exportación de Uruguay aumentaría desde 2% hasta un valor entre 10% y 30%. (Artículo publicado en www.mgap.gub.uy)

La cooperativa BRF , una de las mayores empresas alimentarias del mundo con presencia en 117 países y con más de 110 mil colaboradores, espera nuevas autorizaciones de exportación y planifica su crecimiento.
Salvataje del gobierno no fue suficiente
Carneros a US$ 1.016 de promedio, con compradores de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Remataron Aramburu y Chiruchi.
Después de dos décadas, la gripe aviar altamente patógena, cuando casi todos los animales infectados muestran síntomas de la enfermedad, se convirtió en una amenaza real para la producción brasileña. Nueve países de América Central y del Sur han confirmado 75 brotes de la enfermedad en los últimos meses y ya han tenido que sacrificar 1,2 millones de aves. Una eventual entrada del virus en el país podría afectar las exportaciones brasileñas de carne de pollo, que en 2022 alcanzaron un récord de 4,8 millones de toneladas, o US$ 9,7 mil millones, en parte favorecidas por el impacto de la influenza en el hemisferio norte y por la interrupción de las ventas en países afectados por la enfermedad. La notificación de un caso en Cochabamba, Bolivia, el pasado fin de semana, causó revuelo en Brasil, pues significa que el virus ha cruzado la Cordillera de los Andes, considerada una barrera natural. Hasta entonces, la enfermedad había llegado a la mitad sur del continente en aves migratorias concentradas en la ruta del Pacífico. “Nuestro temor es que la gripe aviar llegue a Brasil en aves que migran dentro del continente, para áreas como el Pantanal y Bahía”, dice Fabiano Benítez, coordinador del programa de salud avícola de la Agencia de Defensa Sanitaria Agrosilvopastoril de Rondônia (Idaron) . El estado es el más cercano a Cochabamba. El secretario de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Carlos Goulart, dice, sin embargo, que el riesgo de que el virus llegue a las granjas comerciales está “totalmente controlado”, debido al alto estándar de bioseguridad de las aves brasileñas y al Sistema Veterinario Oficial (SVO). ), que cuenta con más de 3.000 profesionales cualificados. El año pasado se capacitó a 1.200 veterinarios para trabajar en la vigilancia activa del virus. “El período de mayor riesgo corre hasta mayo, por este flujo migratorio de aves. Se intensificará la vigilancia. El Secretario explicó que los productos de proteína animal importados no representan un riesgo real de introducción del virus a Brasil. La principal labor de prevención de la gripe consiste en monitorear los lugares donde aterrizan y se reproducen las aves provenientes del Hemisferio Norte. Cuenta con la ayuda de organismos estatales y federales, como el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Renovables (Ibama) y el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio). Existen cinco rutas migratorias (Atlântica, Nordeste, Brasil Central, Amazonía Central/Pantanal y Amazonía Occidental) y 21 criaderos reconocidos por el Departamento de Salud Animal para la vigilancia activa de los virus de influenza aviar, especialmente en regiones húmedas con gran cantidad de alimento. , como Pantanal (MS), Estación Ecológica Taim (RS), Ilha Comprida (SP), Fernando de Noronha (PE) e Isla de Marajó (PA) . Se ha intensificado la vigilancia permanente de influenza y los planes de contingencia. Las medidas prevén la recogida de muestras en granjas avícolas situadas en zonas de mayor riesgo de contacto con aves migratorias acuáticas. El área dentro de un radio de 10 kilómetros de estos sitios es objeto de control de anseriformes (patos, gansos y cercetas) y charadriiformes (gaviotas, jaçanãs, martines pescadores y charranes). El flujo migratorio se da entre los meses de noviembre y mayo. “La búsqueda no es aleatoria, está encaminada a encontrar aves migratorias. Ya tenemos los mapas de riesgo de estos temas para ver si encontramos algún animal con síntomas”, dice Goulart. “Pedimos que, en caso de aumento de la mortalidad o signos clínicos sospechosos, los productores se comuniquen rápidamente”, refuerza Benítez, de Idaron. (Fuente: Abrafrigo).
UVC asegura que ingresan volúmenes chicos al abasto
ANPL defiende la sana competencia por captar más leche
El analista de mercados Víctor Tonelli explicó que China está dando señales que “sorprenden favorablemente"
Se dispersó el 93% de la oferta en negocios, como siempre, con Banco República
Abastecedores defienden ingresos y dicen que MGAP no otorga permisos
Con destino a faena y amplió suspensión de los aranceles
El empresario Carlos Pagés criticó la venta de BPU y explicó los motivos
Este logro llega como resultado de las gestiones realizadas por el Grupo de Amistad parlamentario uruguayo y del seguimiento y coordinación de la Unidad de Asuntos Internacionales, la Dirección General de Servicios Ganaderos del MGAP con autoridades marroquíes

Publicidad

Publicidad