Publicidad

Banco de Desarrollo de América Latina estrechó su cooperación con el IICA

El Director General del IICA, Manuel Otero y el Presidente Ejecutivo de CAF -banco de desarrollo de América Latina-, Sergio Díaz-Granados.

El Presidente Ejecutivo de CAF -banco de desarrollo de América Latina-, Sergio Díaz-Granados, manifestó la voluntad del organismo multilateral de estrechar la cooperación con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), especialmente a partir de su decisión de focalizar parte de sus acciones en financiamiento verde.

CAF, que nació como un banco de fomento al desarrollo para la región andina pero hoy es un banco continental, constituye también uno de los bienes públicos de integración financiera más importantes de América Latina, recordó Díaz-Granados en un reciente diálogo con el Director General del IICA, Manuel Otero. Ambos coincidieron en la Cumbre de las Américas, reunión de Jefes de Estado y de Gobierno que tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Los Ángeles.

Financiamiento. “En los últimos 25 años CAF creció en presencia, ya hoy son 20 países accionistas CAF y el banco durante los últimos 54 años ha provisto financiamiento por más de 200.000 millones de dólares”, indicó el Presidente Ejecutivo de la CAF.

Díaz-Granados, también, explicó que “recientemente, nuestro directorio aprobó unánimemente un incremento de capital por 7.000 millones de dólares para que el banco pueda aumentar su capacidad de préstamos a América Latina, a los gobiernos, a las ciudades, a los gobiernos subnacionales, al sector privado”.

En ese sentido, afirmó que los planes de la entidad apuntan a “doblar el tamaño del banco en los próximos ocho años y vamos a poder financiar aún más a los gobiernos, iniciativas y proyectos de todo tipo”.

En ese marco, el directorio de CAF “nos ha pedido que focalicemos parte de nuestra acción en financiamiento verde, es decir, el 40% del total de lo que vamos a financiar de aquí al 2026, cerca de 25 mil millones de dólares, van a ir a financiamiento verde”, complementó el también ex ministro de Comercio e Industria de Colombia.

Sostenibilidad. El Presidente Ejecutivo de CAF aseguró también que "cuando hablamos de financiamiento verde, estamos hablando de un conjunto de iniciativas que incluyen agricultura sostenible. De ahí la importancia de la coordinación de CAF con el IICA por la trayectoria, la prestancia y la capacidad que tiene el IICA en las Américas y especialmente en América Latina y el Caribe”.

Por eso, completó, “queremos reforzar esa coordinación de CAF con el IICA y poder ir juntos de la mano en los desafíos que tiene la agricultura en América Latina. Trabajar juntos en los temas de seguridad alimentaria, de acceso a alimentos, de preparación del sector agrícola para el cambio climático, para la mitigación del cambio climático y, por supuesto, para la adaptación al cambio climático. Estos serán los ejes de trabajo coordinado con el IICA y quiero agradecer a Manuel Otero y su equipo el respaldo que nos han dado para acercar más a las dos instituciones”. (Fuente: IICA).

La asociación cuenta con 22 centros de acopio en el país y tiene planes de expandirse
El índice de precios de alimentos del Banco Mundial se ubicó en mayo un 87% por encima del mismo mes de 2020
Así lo acordaron el Director General de IICA y la ministra de Medio Ambiente, Yasmine Fouad.
Se lanzó el Plan Nacional de Agroecología desde el Palacio Legislativo de forma oficial
Conaprole lanzó el proyecto denominado “Valorización de residuos post industriales como insumos para el bienestar animal en la cadena láctea"
El plan será implementado en las cadenas productivas de turismo, carne de pastizal y pesca artesanal
El acuerdo permitirá establecer mecanismos que favorezcan la cooperación, la asistencia, el intercambio de experiencias y la transferencia de capacidades para el fortalecimiento institucional y el mejor logro de los cometidos de ambos organismos
Se trabaja para no aumentar las emisiones de metano y óxido nitroso generadas por la producción agropecuaria
Acuerdo suscrito para “modernizar” el registro de plaguicidas procura dejar atrás un sistema “desactualizado” y cambia metodología de trabajo

Publicidad

Publicidad