Lechería

Cambios en Fogale buscan mejorar el endeudamiento

Permitirán solucionar cerca de US$ 100: de deuda de los privados

El gobierno anunció ayer las mejoras al Fondo de Garantía Lechero (Fogale).

Apuntando a corregir algunas debilidades que tenía esta herramienta financiera, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, su subsecretario Ignacio Buffa y el presidente del Instituto Nacional de la Leche, Álvaro Lapido, aumentaron la cobertura. Pasó de US$ 25.000 a un máximo de US$ 125 mil. “Esto es muy importante, porque permite que  sea usado por más empresas y atender un problema de endeudamiento más grande, que antes no se podía hacer”, explicó el subsecretario Ignacio Buffa.

El otro cambio significativo es el incremento de los topes, que son variables en función de la categoría crediticia que tenga el productor. Buffa explicó que los clientes 2B, podrán garantizar hasta 70% del endeudamiento. Los categoría 3  hasta el  60% y  los categoría 4 hasta 50% . Estas mejoras son sustanciales”, admitió el jerarca.

Las autoridades del MGAP destacaron que el Fogale “es un instrumento que el sector lo utilizó parcialmente. Tenía un monto de US$ 30 millones y se habían utilizado US$ 10 millones, el resto del dinero oficiaba como garantía.

  “Con estas mejoras el Fogale permitiría solucionar cerca de US$ 100 millones de endeudamiento del sector privado. Hoy estamos en cifra de US$ 130 millones. Este instrumento puede ser una solución importante para solucionar el problema del sector privado”, admitió Buffa.

Alternativas. Ministro y subsecretario del MGAP destacaron que se continúa “trabajando en otras alternativas. No queremos olvidarnos del Fondo Lechero que nos está insumiendo mucho trabajo y en ese proceso estamos”.

A su vez, Lapido exhortó a cuidarse para evitar que el Covid-19 entre en la cadena láctea como lo hizo en la cárnica.

El titular del Inale afirmó que el objetivo “es  recomponer un negocio que viene de 5 años de dificultades. Entre las piedras que estamos buscando sacar del camino está esta herramienta del Fogale, que es  muy útil y que por restricciones en su formación no estaba disponible para muchos productores”.

Explicó que “el productor lechero necesita apoyo financiero, hablamos de plazos de 8 y 10 años. Endeudarse a un largo plazo mejora la situación para que los productores no vivan esa presión constante de la deuda”. Entendió que los productores “no quieren más deudas, quieren un margen, rentabilidad y eso es  lo que estamos buscando. Esta asfixia financiera hace más complicada la gestión de los establecimientos financieros”.

Por otro lado, Lapido enumeró algunos apoyos del gobierno que también apuntan a mejorar la competitividad del sector. “Estamos  trabajando en las tarifas eléctricas, en la red tecnológica sectorial y se sabe que hay un grupo importante de productores que están creciendo en su producción y eso requiere inversión”. Agregó que también se trabaja en la instrumentación de acuerdos comerciales, relaciones laborales y apoyo a la quesería artesanal. Se analiza transferencia tecnológica de Red sectorial a las familias que no tienen técnicos privados.