Lanas

Valores de lana fina “no están cerca de las expectativas de los productores”

Presidente de la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana dijo que las referencias han caído en promedio entre 20 a 30%.

Lanera Piedra Alta. Foto archivo El País.

La zafra lanera 2019/20 está llegando al final de la primera etapa con un volumen de comercialización “más bajo” y con un ritmo “más lento” frente a la campaña del año pasado, explicó el Presidente de la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay.

José Luis Trifoglio señaló a Rurales El País que la actual zafra está siendo “atípica”, y responde a una represión internacional por demanda y precios, en especial en lanas finas. “Los valores no están cerca de las expectativas de los productores”, sumó.

Los productores están acostumbrados a “esquilar y vender”, pero hoy “hay mucha lana en los galpones sin comercializar” debido a la diferencia de precios, que en términos generales es 20 a 30% inferior. Las referencias del año pasado hacen que los productores “no acepten” la realidad, que si se mira el histórico de los últimos años “no son números malos”.

Trifoglio consideró que estos factores, de menor demanda y precios, provocaron que la comercialización de lana fina esté “muy lenta” y se desarrolle con negocios “muy puntuales” que se concretan pero a precios que tienen una diferencia de valor importante.

Los precios de las lanas finas “dependen de los datos del laboratorio de cada lote”, aunque la diferencia entre micronajes están cercas. Trifoglio explicó que las lanas de 18 a 21 micras superan los US$ 7, las de 20 a 21 micras se acercan a los US$ 7, y las más gruesas están por debajo de los US$ 7, más cerca de los US$ 6,50.

Por otro lado, dijo que las lanas Corriedale viven una situación diferente porque hace un año los precios estaban deprimidos. “Actualmente se comercializan lotes acondicionadas grifas verdes a US$ 3, también se puede conseguir algo más, pero siempre dependiendo de los parámetros que muestren los certificados de laboratorios”, cerró.

Escuche a José Luis Trifoglio: