Publicidad

La vida de campo es diferente. La vida de antes también era diferente. Ni mejor, ni peor: diferente. Y es tal vez en el campo, en ese contacto genuino con la paisanada, con la naturaleza, con la libertad más pura para los niños, es donde se forjan algunos valores que perduran de generación en generación. Es la historia de la familia Zorrilla de San Martín, mi familia, que abandonó la comodidad del centro de Montevideo para criar a sus hijos en el campo, explotando la agropecuaria y haciendo crecer una estancia que estaba semi abandonada. Hoy, me siento en la responsabilidad y el desafío de transmitir esta historia que enaltece el valor de la familia, así como la de tantos otros en nuestro país, que no han utilizado la vida de campo y la producción agropecuaria solamente como medio para vivir, sino que ha sido indiscutiblemente su fin
Por segunda vez consecutiva una oveja Highlander con Texel parió cuatrillizos, todos en muy buen estado
Juan Manuel Torres Ferrari es un uruguayo que se animó a probar suerte en Suiza, en un establo, donde conoció la cultura del trabajo de la perfección
Tiempo, ganas y una tradición intacta es lo que hace para recorrer Uruguay a caballo
Laura Cecilia Brian Steiner, o Laurita, es otra mujer rural que todos los días lucha por el reconocimiento de su trabajo. Y lo logró...
Con un tercio menos de oportunidades, el doble de miedos y el triple de desafíos, los estudiantes del interior no le aflojan a la capital
Tranquera por tranquera, Lorena Fregueiro llevó a sus cinco alumnos la tarea semanal, y un regalo muy especial
Tiene un poco más de siete meses y es de El Soldado
Si se trata de historia y ovejas, los Capurro no pueden faltar: mucho le debe el país a esta familia
Desde la raíz: los Echeverría nacen con el sello Corriedale. Ya son cerca de 90 años que crían la raza y, según dicen, lo seguirán haciendo...



El siguiente es uno de los relatos ganadores del concurso “Yo amo mi trabajo en el campo”, organizado por las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF)
El siguiente es uno de los relatos ganadores del concurso "Yo amo mi trabajo en el campo", organizado por las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF)
Margarita Gremminger Gaggero representó a Uruguay y demostró todo su potencial en el reality show brasilero, “Mulheres na doma”
Al costado del camino sin luminaria ni cartelería, los boliches de campaña abren sus puertas a los paisanos del pago y a los visitantes de paso
Cansado del continúo ataque del abigeato y los perros sueltos a su majada, Sergio Araujo abandonó, por segunda vez, el rubro ovino
Hace unos seis años que Gerardo González estudia en profundidad, y como hobbie, las historias detrás de las mangueras y cercos de piedra, así como las taperas que hoy son parte del paisaje rural. Muchas de ellas aún se conservan intactas, como fieles testigos de la historia del país, y lo que este apasionado busca es devolverle la vida a esos lugares
Julio Ibarra es maestro rural hace casi 35 años. Durante 20 años trabajo en escuelas rurales de Lavalleja, como la N° 38 de Puntas del Soldado; y la N° 48 de Casupá, allí conoció a quien hoy es su esposa, también maestra rural, y vivió junto a su familia. Ibarra hoy se desempeña como coordinador de apoyo a escuelas rurales de Lavalleja y está en contacto directo con todos los maestros rurales del departamento. Las anécdotas de sus tiempos en campaña siguen tan vigentes como la pasión por la enseñanza. En este informe contamos su historia profesional y analizamos el rol de la escuela rural en la actualidad.
Cinco historias, una misma pasión y varios mitos para derribar...
Una pareja oriunda de Tacuarembó decidió fundar su propia comparsa
Muy atrás quedó el dicho “detrás de un hombre hay una gran mujer”. Ellas están a la par, e incluso un paso adelante. Productoras ganaderas, cabañeras, mujeres rurales y madres. Giovanna Astore y Lucía Perdomo, de 50 y 47 años respectivamente, criaron a sus hijos y se forjaron en la raza Hereford. Astore, junto a su esposo Enrique Oholeguy, fundaron “La Hormiga” , que viene cosechando cuatro grandes campeones Polled en la década. Lucía Perdomo, junto a su esposo Federico Baccino trabajan en Ganadera Inquieta. Además, asesora genéticamente a Rincón de Pardávila, cabaña que ganó en Angus en Durazno y obtuvo el Reservado en Prado.
Cuando el ataque de una jauría va mucho más allá del perjuicio a la majada: La cruda historia de vida de un productor rural de Lavalleja
Dos yeguas, un recado completo y teléfono en mano: el viaje por el Uruguay profundo que deja viva la tradición.

Publicidad

Publicidad