Gremiales

Luis Lacalle Pou: “Sin el campo no hay ciudad”

El candidato de la Coalición estuvo en los festejos de los 100 años de Rural de Río Negro.

 

 

Pablo D. Mestre

El presidente de la Sociedad Rural de Río Negro, Francisco Arrosa recurrió al pasado, el presente y el futuro de la institución en el acto de los 100 años de la gremial.

En ese sentido, homenajeó a los fundadores, “que en 1919 tuvieron la visión de juntarse y formar esta gremial: una asociación de hombres libres de buena voluntad que ansían ardientemente el progreso en todas sus formas… con paz democracia, pluralismo y tolerancia. Estos valores nos orgullecemos de mantenerlos hasta el día de hoy”, afirmó el dirigente.

En el presente, dijo que “estamos abocados a un nuevo proyecto con el INIA, enfocado en preservar los recursos naturales en aras de la sustentabilidad de los sistemas en un marco de rentabilidad, porque, de esto vivimos y soñamos que las nuevas generaciones lo sigan haciendo”. Y a nivel social con la educación como el gran desafío, “trabajando con las escuelas rurales, las urbanas y la UTU. Paralelamente, apoyando a todo el entramado social”.

Y también Arrosa mencionó que la SRRN está “desafiando el futuro”. Porque están convencidos “que nuestro desafío más importante es adaptarnos a un mundo que cambia a una velocidad vertiginosa”. En ese sentido les exhortó a los candidatos a la Presidencia (sólo se hizo presente Luis Lacalle Pou), “que nos acompañen en este rol de salir del país gris, enriquecerlo desde el punto de vista humano, intelectual y material, sanando grietas, apostando a un futuro de excelencia”. El presidente de la gremial dijo que “no queremos preparar a nuestros hijos para que se vayan del país. Nos duele. Soñamos un país con oportunidades para nuestros jóvenes”.

Candidatos. La entidad organizadora aclaró públicamente que la invitación a participar como candidatos de cara al balotaje se envió, tras las internas partidarias, en el mes de agosto, a las secretarías de Daniel Martínez, Luis Lacalle Pou y Ernesto Talvi, por ser quienes en ese momento parecían tener chances de llegar a esta instancia.

“Se recibió respuesta inmediata y positiva por parte de los comandos de Lacalle y Talvi. De parte de Martínez, nunca definieron la presencia del candidato, anunciando que estarían dispuestos a enviar asesores en caso de no concurrir el candidato”.

Una vez pasada la primera vuelta y definido el balotaje y sus protagonistas, se intensificaron las gestiones tendientes a coordinar la actividad. “Lamentablemente no se pudo lograr comunicación con el comando de Martínez a partir de ese momento. Al punto de que luego de enviar el documento base y las preguntas a desarrollar, no se recibió ninguna respuesta de recibo”.

Ante esta realidad, en la jornada previa al evento, la Directiva de la SRRN decidió “que ante la total disposición del presidenciable Luis Lacalle Pou de honrar con su presencia este evento, y para lograr una comparecencia de similar investidura, solo se aceptaba de parte del otro equipo de gobierno la presencia del candidato Martínez, no así una delegación de asesores. Decisión que fue comunicada como corresponde a su comando, lo que tampoco generó ninguna respuesta de su parte”.

Compromiso. El candidato Luis Lacalle Pou, acompañado por la Ec. Azucena Arbeleche, Dra. Fernanda Maldonado, e Ing. Agr. Ignacio Buffa, sí compareció ante el auditorio colmado de productores.

“Mi presencia no hace más que ratificar el compromiso con el sector”, comenzó afirmando. Recordó que “hace 2 meses me invitaron cuando no sabía el resultado de la elección. Pero sabía que iba a estar, hablando, o acompañando al candidato del cambio, porque estoy convencido que Uruguay necesita una alternancia”.

El candidato de la Coalición opositora aseguró que “alumbra el Uruguay plural”. Mencionó que el 27/10 “sintieron un aire de libertad, que no hay una verdad única, y dijeron basta de la crítica y división en el país”. Y consideró que el agro, “que fue el motor de la economía, el que benefició al resto de la economía, vio cómo se aprovecharon de esa bonanza, pero el discurso fue de la división”. Por eso, dijo Lacalle Pou, “alumbra que sin el campo no hay ciudad. El campo se integra hacia dentro de la ciudad. Entender eso, es un avance en el país”.
Mencionó que el Uruguay del enfrentamiento se cansó. “Los uruguayos se cansaron y nos dieron un mensaje el 27 de octubre, nos dijeron, a un conjunto de partidos políticos: pónganse de acuerdo y háganse cargo”. Por eso puso énfasis al decir: “vine a comprometerme”.

Costos. Lacalle Pou aseveró que Uruguay va a una cruz de caminos, con dos opciones claramente identificadas: “O el gobierno sigue recargando a los bolsillos de los uruguayos con las ineficiencias, aumentando impuestos, tarifas o combustibles. O el otro camino: viene un Estado que ahorre, sea eficiente y que a mediano plazo se afloje la cincha”. Y dijo, “es una lástima que no vino, pues era una buena oportunidad para escuchar al candidato del gobierno que nos diga su postura”.

Porque, agregó, “el discurso que salimos adelante con crecimiento es obvio. Pero para que haya crecimiento tiene que haber inversión. Ahora, nadie va a invertir un peso, ni en el campo, ni en la ciudad si no es para ganar. Y hoy, lamentablemente por la ineficiencia del gobierno, los costos de producir, comercializar, industrializar, y de prestar servicios, son elevados”.

Mencionó que “por algo tenemos, después de 15 años de bonanza, más de 6.000 empresas rurales cerradas, y se han perdido casi 14 mil empleos rurales. No es porque no se produzca bien, porque tenemos los mejores niveles del mundo, son los costos elevados”.

Es posible. Si bien reconoció que, en caso de ganar, no va a ser changa, “no quiere decir que sea imposible, sino que hay que asumir los desafíos del nuevo gobierno”.

Y reiteró su decisión que en algunos ámbitos del país se ahorren 900 millones de dólares. “Y lo vamos a volcar en tres ámbitos al principio: energía eléctrica, combustibles y algún tipo de beneficio a las pequeñas y medianas empresas de cualquier ámbito de la economía nacional”.

Esos, dijo Lacalle, son los tres motores para encender en el corto plazo. A mediano plazo, en materia agropecuaria, “nos gustaría sacarle el lastre de los impuestos ciegos que desestimulan a cualquiera. Quiero ser partícipe de un gobierno que le dice al productor: “ganá que yo voy a ganar contigo”.

Aseguró que lo harán primero con el compromiso y luego con algunas herramientas: “una agencia de evaluación y monitoreo de las políticas públicas, que todo el tiempo nos va a decir cómo está yendo la inversión, el gasto”.
Además, agregó, “tiene que haber negociadores en Cancillería y un mapa de mercados actualizado porque el mundo cambia muy rápidamente. Hay que tratar de hacer acuerdos de libre comercio con los distintos países”.

Lacalle Pou dijo que se deberá insistir con el transporte y la logística. “Tenemos que trabajar levantando la mirada y analizando integralmente la caminería del país. Tenemos que potenciar el sistema nacional de Puertos, que hoy no existe, jugados a que el río Uruguay se transforme en una gran hidrovía para todo el país. Y además, la Ruta 6 es el próximo desafío del gobierno, que va a generar dinamismo en la zona centro del país”.

También hizo referencia al abigeato, “tenemos un plan para todo el país. Para que nadie esté tranquilo si hace lo que no tiene que hacer”.

Dijo que hay una nueva ruralidad, “cambió con la moto, el celular, internet y eso ha incidido en las familias rurales. Hay que asegurar el trabajo, educación para los hijos y confort. Invertir para que haya más cobertura. Y eso está en la ecuación económica. Si aseguramos que no cerrarán más escuelas rurales y tienen la chance de estudiar a distancia es un avance”.

Trabajo. Al hablar de las relaciones laborales, Luis Lacalle Pou recordó que “los que nos criamos en el campo parte de nuestra vida, sabemos la relación empleado/empleador, codo a codo en el tubo, o festejando los cumpleaños, son familia, en el esfuerzo, en el trabajo. Tenemos que recuperar esa armonía de cambiar las relaciones de conflicto por las de cooperación”.

Anunció el respeto al derecho a huelga, pero dijo que flechar la cancha es un grave error. “Teniendo claro el derecho al reclamo, a huelga, hay que respetar el derecho de propiedad, el derecho a trabajar y por eso nos pusimos de acuerdo entre quienes integramos la coalición que vamos a derogar el decreto que permite las ocupaciones. No se puede ocupar los lugares de trabajo, el que quiera hacer huelga que la haga, el que quiera trabajar que trabaje”, aseguró entre aplausos. Porque además, dijo, “son muchos menos los que ocupan que los que quieren laburar”.

Al respecto manifestó que la solución de conflictos, entre otras cosas, “es anticiparse a la jugada, además de no dar manija con fin político”. Y anunció la formación de un Consejo Técnico Superior permanente que va a integrar las Cámaras Empresariales, los sindicatos y el Poder Ejecutivo. “Aspiramos que sea una previa para la solución de posibles conflictos”.

Sobre el futuro, Luis Lacalle Pou se mostró optimista. “No va a ser changa, hay muchas cosas por hacer. Pero distribuyendo los esfuerzos en forma justa se puede”. Afirmó que “el bolsillo de los uruguayos no aguanta más”. Y proyectó “un Estado justo, que genere herramientas y oportunidades para que el país se ponga de pie, levante la frente y vaya para adelante”.