Ganadería

Productores lecheros buscan evitar un mayor endeudamiento

Dicen que mejorar eficiencia industrial se reflejará en precio.

Lechería. Foto: archivo Rurales.

Pablo Antúnez

Los tamberos siguen reclamando mayor eficiencia industrial y sostienen que todas las ineficiencias de ese sector, terminan repercutiendo en el precio de la leche que reciben.

El mercado mundial de lácteos sigue complicado y a nivel de los productores, crece la incertidumbre, debido a la paralización y a los nubarrones negros en el horizonte. Brasil, el principal importador de lácteos uruguayos dentro de la región está cerrado y la depreciación del real tampoco lo ayuda. Rusia, principal destino para la manteca y China fuerte comprador de leche en polvo están paralizados. A su vez, se suma que Argelia, otro tradicional comprador de leche en polvo, tampoco está bien con la caída del precio del petróleo.

“Hay muchísima incertidumbre”, reconoció a El País Justino Zavala, directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones. Esa incertidumbre, sumado al endeudamiento, es lo que frena la inversión en los precios.

Zavala afirmó que los tambos, “con cinco años de crisis, son maestros en hacer recortes. Los productores ya tenemos un doctorado en reducción de gastos y los costos, porteras adentro, se achicaron mucho”, afirmó. Al igual que otros gremialistas del sector, reconoció que para avanzar en los modelos productivos que maximizan el uso del pasto en la lechería local, “hay que invertir y hoy esa capacidad de inversión está limitada”.

No se trata de un problema de fuentes de financiamiento, porque los bancos están prestando dinero, sino porque el productor no quiere incrementar su endeudamiento, porque no sabe cómo será su futuro, ni ve luces en el horizonte por el lado del mercado, que todavía se vio más complicado por la crisis del Covid-19. Si decide tomar endeudamiento, no sabe en qué moneda endeudarse y esquiva al dólar por temor a que el precio de la moneda se dispare.

“Cuando el dólar comenzó a subir todo el mundo decía que había que disparar del endeudamiento en esa moneda, pero el que tomó dólares el mes pasado salió ganando porque bajó”, dijo Zavala, haciendo referencia a esa gran incertidumbre que hoy domina al tambero.

El dirigente de la Agremiación Tamberos de Canelones explicó que se calculaba que para un tambo de 100 hectáreas, para poder apoyarse en el modelo del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) que se basa en el pasto, el productor tenía que invertir US$ 200.000. “Se debe invertir esa cifra porque hay que mejorar instalaciones y poner muchas más vacas. En una lechería que viene muy golpeada, esa inversión se hace imposible”, agregó Zavala.

Sostiene que porteras dentro “es imposible achicarse más y sacar más personal, porque todos los tambos están con el personal justo que precisan para continuar funcionando. El camino que va quedando para mejorar la eficiencia y hay que recorrerlo, es en la industria”, reclamó el dirigente.

Según su visión “debe mejorar mucho la transferencia que el sector industrial le hace a los tamberos. Ahí hay mucho por hacer y eso implicará tomar decisiones un poco más duras”, consideró Zavala.

“Después hay que mejorar mucho los costos país, más allá del combustible, energía eléctrica, etc, no puede ser que mover un contenedor de una planta al puerto salga lo mismo que enviarlo a China. Todas esas ineficiencias terminan en el precio de la leche y somos los productores los que pagamos toda la fiesta”, afirmó.