Ganadería

Mejora en la eficiencia de la Cría es posible y de alto impacto para el sector

Edad de entore y aumento de preñez generaría impacto de USD 116 millones.

 

Consultora Apeo.

El stock bovino en el 2018 se redujo en 403.837 cabezas respecto al 2017. Se destaca la disminución en los novillos producto de la alta tasa de extracción (exportación en pie y faena) llevando a tener el mínimo de esta categoría en los últimos 45 años.

Esta reducción en los novillos traerá seguramente complejidades, al menos, a la industria frigorífica, que deberá pujar por dicho producto que será un bien escaso y con el riesgo que los vientos de cola de la región nos perjudiquen en el valor de nuestra carne exportada.

A su vez, mantenemos el récord en área de pasturas intensivas (1.730.359 has) lo que genera la mayor cantidad de pasturas por novillo de los últimos 45 años. Habrá que ver si el sector productivo lo utiliza para retener en momentos de baja de precio, si lo utiliza para mejorar la performance individual y en consecuencia bajar la edad de faena o si se utiliza para mejorar los indicadores de la cría.

Referente a la reposición habrá que ver la “lucha” entre la posible disminución de la exportación en pie y la mayor superficie de pasturas intensivas por animal para ver quién toma más fuerza en el impacto en el precio de los terneros.


En cuanto a la cría, el Uruguay ha aumentado el número de vientres llegando a una estabilidad en torno a las 4,2 millones de cabezas pero manteniendo la tasa de procreo en torno al 63%, por lo tanto, tenemos más terneros por acumulación de vientres y no por mejora en la eficiencia biológica.

Observamos que se han disminuido las variabilidades que se dieron hasta mediados de los noventa a causa de los “ciclos ganaderos”. También es cierto que hay más vacas en menos superficie ya que han pasa- do aproximadamente 1,2 millones de hectáreas a la agricultura y 875 mil hectáreas a la forestación.

En el acuerdo entre APEO y UPIC (Ing. Agr. Álvaro Simeone e Ing. Agr. Virginia Beretta) que denominamos Patipar (Plataforma de Apoyo Tecnológico Interinstitucional a la Producción Agropecuaria Rentable), nos hemos propuesto cuantificar las tecnologías desarrolladas en la investigación y su posible impacto físico-económico a nivel país sin dejar de reconocer lo importante de las tecnologías de proceso que hoy se hacen.

Es así que para la cría analizamos el impacto de suplementar al 1% del peso vivo al 50% de las terneras que se entoran hoy con 3 años de edad para disminuir a 2 años su edad de entore y aplicar destete precoz al 41% del rodeo nacional que no logra la condición corporal necesaria para alcanzar el 80% de preñez.

El hecho de poder entorar todo a los dos años de edad mejoraría el resultado del negocio de los productores en 32 millones de dólares y aumentaríamos levemente las vacas de cría y la producción de terneros. Si sobre esta situación mejorada de la cría aplicamos destete precoz podríamos generar un impacto de 116 millones de dólares respecto a la situación actual (40 US$/vaca total, o 65 US$/vaca destetada precoz), cifra que tal vez parezca poco pero solamente a modo de ejemplo representa el 45% del total de impuestos que hoy paga el sector o equivaldría a todo el presupuesto del MGAP. Este impacto llevaría a producir los 3 millones de terneros que han sido tan deseados en el país y con menos vacas de cría, lo que mejoraría la eficiencia. También podríamos abastecer la demanda actual de la industria frigorífica y que nos sobren 700 mil terneros por si los queremos exportar en pie.

No tenemos claro cuál es la limitante para que esto ocurra pero la tecnología y el impacto económico no parecerían ser. Habrá que seguir trabajando juntos y analizando por qué la cría no ha respondido con mayor eficiencia biológica, que sería importante para mejorar la rentabilidad real del sector.

Sin dudas el entore 2018/19, dada la sequía del verano pasado y los excesos hídricos en el invierno, hacen que un porcentaje alto del rodeo nacional no esté en una condición corporal óptima, por lo cual, tenemos la posibilidad de generar impacto ya que el nivel de respuesta físico y económico sería elevado.

Rurales EL PAIS