Ganadería

“Las Anitas” vendió terneras Hereford a US$ 29.220 de promedio

Máximo valor fue de US$ 55.200; con puja desde toda la región en una gran jornada Hereford, con ventas a cargo de Escritorio Dutra.

 

Pablo D. Mestre.
El sol que iluminó la jornada y calentó este intenso invierno que se hace sentir hasta el final, fue quizá el presagio del buen clima que habrá en la primavera para la genética en Uruguay.

Y, sumado a eso, el mercado ratificó con los valores que la inversión es siempre mirando al futuro y no al presente.

Esto es lo que pasó en Las Anitas, la cabaña de la familia Alfonso. Allí, en primer lugar, el Lic. Fernando Alfonso Bordaberry, junto con el Ing. Agr. Agustín Piñeyrúa, explicaron el sistema productivo del establecimiento, cómo se maneja la recría, la cría, la invernada y las otras actividades que llevan adelante.

Fernando Alfonso presentó los objetivos de selección con los reproductores, hablando de la importancia de los fenotipos, pero también de los datos objetivos, performance y de cómo cría el ganado en las condiciones pastoriles del Uruguay. Las Anitas maneja como base el campo natural, el 70% de los predios son campos naturales “y así basamos nuestra selección como prioridad”, dijo Alfonso.

Además, llevan adelante otras actividades como agricultura, forestación, y un corral de engorde.

La venta.

A cargo de Escritorio Dutra se concretó el remate “Clásico de Hembras” que, según Fernando Alfonso Bordaberry “salió perfecto”.

Vaya que sí. Entre más de un centenar de personas, con compradores de todo el país, además de Argentina y Brasil, se vendió todo, rápido y bien.

Sino basta repasar los valores: 4 terneras PI: 55.200, 12.000 y 29.220; 4 receptoras: 3.600, 2.520 y 2.925; 8 embriones: 480 c/u; 2 derecho a aspirar: 3.120, 2.400 y 2.750 y 8 vaquillonas preñadas: 2.400, 1.380 y 1.935.

El mayor destaque fue para una ternera: el RP 10573 “Cosechadora”, (Hometown en madre Legendaria (Ancares Godunov), por la que el Dr. Carmelo Gastambide, tras intensa puja con criadores argentinos y brasileños, la adquirió en US$ 55.200 (27.600 el 50%).

Otro destaque fue para otra ternera: el RP 10518 “Diosa” (hija de Grosso, Ancares Forc Boomer 13 en madre “Karla” por Kamikaze), adquirida por estancia Los Molles y Serranía de Olen de Argentina en US$ 31.000 (15.500 el 50%).

Pero además se vendió, en forma virtual, ganado comercial de clientes de Las Anitas: de Anita SG: 75 vaquillonas 1 a 2 años pesando 220 kg en US$ 2.40; de Estancia los Molles: 150 vaquillonas de 1 a 2 años pensado 260 Kg. en US$ 2.20; de Silvia Oribe: 36 vaquillonas de 1 a 2 años, pesando 320 kg. en US$ 2.12 y de María y Guillermo de los Santos: 80 vaquillonas de 2 a 3 años pesando 370 kg en US$ 2.11.

“Fue un bruto remate, impresionante”, dijo Alejandro Dutra Lanza, quien destacó que “tuvimos 100% de Pre ofertas antes de empezar la venta en la que participó gente de toda la región, con cabañas clientes de antes, clientes nuevos y valores imponentes”.

Por su parte el Lic. Fernando Alfonso Bordaberry hizo un balance positivo también. “Quedamos muy conformes con como salió todo”. Dijo que, de cara a la venta de toros, fue muy bueno. “La idea era ver los toros y que la gente los pueda revisar con mayor tranquilidad que en el remate”.

La zafra.

A propósito de la zafra que se avecina Alfonso consideró que “estamos en un gran momento para la ganadería en cuanto a precios y demanda por todas las categorías. El precio del ternero está a valores récord, según las últimas ventas por pantalla”. Por tanto el director de Las Anitas aseguró que “es un gran momento para que los productores aprovechen e inviertan en genética, que es una de las grandes patas para que un predio ganadero sea exitoso; tenemos medida a esa inversión y tiene retorno a muy corto plazo”.

Para Fernando Alfonso, “junto a la sanidad, el manejo del pasto, la genética y la parte comercial, hacen que un predio ganadero sea exitoso”.

Y por eso la inversión en genética nunca es mucho. Y así se demostró en la jornada de campo en Las Anitas, bajo el sol de invierno que hizo a todos sentirse ya en primavera…