Publicidad

Intentan adelantar los servicios pero “la vaca es la que manda”

El rodeo parió temprano. Frente a los desestimulos que causaron los precios de la invernada, el productor apostó mucho más al rodeo de cría

Ganado, ganado vacuno, vacas, Hereford
El cuidado de la recría y una buena alimentación para que puedan desarrollarse y preñarse cuando sean adultas es un factor clave que el productor ha venido teniendo en cuenta. Invierte en tecnología y afina más el manejo.
Manuela García Pintos

Con una mejora notoria en la oferta de forraje, la condición corporal de las vacas de cría sigue mejorando. En muchas zonas las inseminaciones, especialmente en las de vaquillonas, ya están encaminadas, mientras en otros casos recién están por empezar, todo depende de cómo agarre la primavera a los rodeos.

Costos estables de los honorarios veterinarios (incluidos viáticos), semen congelado y bajas en el caso de los hormonales, incentivan a los productores a continuar con la mejora genética y más allá de los problemas coyunturales en los mercados, la apuesta a la calidad de carne continúa y no se puede parar.

En Inseminaciones a Tiempo Fijo (IATF), sin contar semen, el costo por vaca en este año está entre US$ 20 y US$ 25. A eso hay que sumarle una dosis de semen de un toro mejorador que va de US$ 7 a US$ 10. Pero más allá de los costos, el auge de esta tecnología se centra en pariciones concentradas que facilitan el manejo de campo.

“La gente está muy volcada a la IATF. Esta herramienta ya está impuesta en la ganadería uruguaya y llegó para quedarse. Su uso sigue creciendo todos los años, es una tecnología que llegó para quedarse”, afirmó el Dr. Pablo Marinho, referente para la cría para Cerro Largo, Treinta y Tres y otros departamentos contiguos, con larga experiencia en la reproducción bovina y el subsector en la cría. Además de las IATF que es la más usada, siguen las inseminaciones de vaquillonas con sincronización de celo (usando prostaglandina), dejando atrás las inseminaciones largas, con celo visto (con detección de celo), donde había que parar rodeo durante 35 o 45 días para inseminar un puñado de vientres cada día.

Marinho, al igual que muchos otros veterinarios, confirmaron a Rurales El País que en muchas zonas hay productores intentando adelantar los servicios, pero “la vaca es la que manda”. Sin una buena condición corporal y sin comida, no manifiesta celo regular y se torna difícil preñarla. Los precios del ganado gordo desestimularon a muchos productores, que apostaron a cederle la comida que habitualmente se destina a la invernada a los rodeos de cría, mejorando su condición corporal y posibilitando mayores porcentajes de preñez.

“Recién estamos empezando la primavera, faltaba volumen, faltaba densidad de pasto, había verde pero no había todo lo otro. Hubo como una tendencia de que la zafra se quería adelantar pero la que manda es la vaca”, afirmó Marinho, al momento de contar lo que está sucediendo en Treinta y Tres y Cerro Largo. Esa situación se repite en otros departamentos del sur. En algunos casos se pudo adelantar, pero en la mayoría de los casos no. “Como todos los años estamos para empezar fuerte las inseminaciones este mes”, agregó. “Los costos se mantienen estables y van acompañando la baja del precio de los ganados. Es muy redituable inseminar y entra dentro de la ecuación”, consideró el veterinario.

Repunte. Por su parte, Lauro Artía, especialista y otro de los veterinarios referentes para Paysandú, contó que en su departamento “ya comenzaron las inseminaciones de vaquillonas y en algunos ganados de cría”. Las inundaciones que están castigando a los departamentos del norte del país, donde Paysandú es uno de los afectados, al menos hasta el momento, no están complicando los servicios. Es por lo general, los campos bajos e inundables están destinados a la invernada y no a la cría. Ante la menor insinuación de inundación los productores mueven los ganados de esos campos.

Artía sostuvo que “el rodeo de cría se encuentra en buen estado”, ayudado por las lluvias de fines de setiembre y octubre que hicieron cambiar los campos.

“Estamos comenzando con ganados flacos que van recuperando estado corporal y esa es una ventaja. Es mucho mejor comenzar con una vaca que va ganando estado corporal que con una gorda que lo va perdiendo”, afirmó el veterinario. “Comenzamos la zafra muy bien”, ya que “el estado corporal de los ganados es fundamental”, agregó Artía.

Por otro lado, el Dr. Santiago Bordaberry, especialista y referente para el centro del país, pero con la ventaja de que también es productor, dijo que “hay una situación de atraso en la primavera en los departamentos del sur, que a diferencia del norte recibieron menos lluvias”. Más allá de eso, destacó que “en una amplia zona de cría las lluvias fueron buenas y ayudaron a los rodeos, que en la mayoría de los casos parieron temprano”.

Bordaberry reconoció que “hay una intensión clara de adelantar las inseminaciones” y explicó que el productor “se volcó a priorizar la cría, metiendo las vaquillonas y los ganados en los verdeos en lugar de las vacas de invernada. A las vaquillonas, “si bien le faltó un lustre -el ganado todavía está con pelo de invierno-, están muy lindas y recién vamos a ver el efecto de estas últimas lluvias en unos días cuando tengamos más pasto. Habrá que tener cuidado con todos los parásitos que hay en esta época que pueden producir cierto riesgo. En general los ganados están bien colocados en la primera etapa del servicio”. Todavía queda buena parte del partido por jugar.

Bordaberry sostuvo que aunque los valores no estimulan mucho, los productores muestran “interés en aprovechar que los ganados se preñaron temprano y adelantar los servicios para evitar los problemas que tuvieron en los últimos años con veranos calurosos y secos que han complicado el momento”.

Crecimiento. Otro testimonio impactando del crecimiento de la IATF lo brindó el Dr. Andrés De Grossi, referente para Tacuarembó y otros departamentos. El profesional dijo que en su caso las inseminaciones se adelantaron 10 días, pero el crecimiento fue “30% en el volumen de vientres inseminados”. Según su visión, seguramente “el productor busca preñar la mayor cantidad de ganado posible y estar bien parado cuando el mercado mejore”. No es nuevo que los productores aumenten todos los años el porcentaje de ganado a inseminar, pero esa realidad se acentúa en cada zafra.

De Grossi explicó: “generalmente siempre comienzan incorporando más vaquillonas, pero me está pasando en muchos campos que todos los años me presentan algo más, por ejemplo, vaquillonas y vacas primíparas o primíparas y multíparas juntas. La facilidad de manejo del rodeo de cría que generan las IATF es brutal, porque la parición se concentra y eso beneficia las tareas del personal de campo. Eso es lo que más está viendo el productor y por eso sigue apostando a la IATF”, ratificó el veterinario.

Respecto a ese incremento de 30%, lo ordenó así: 10% por incremento de los clientes y 20% por el aumento de la gente que ya inseminaba que incrementó la cantidad de vientres a inseminar. “Ese crecimiento lo veo como que no tiene mucha marcha atrás. El productor se dio cuenta de lo que ayudan las IATF más allá de lo genético”. En la otra vereda, hubo casos de productores que decidieron no inseminar por un tema financiero, porque la sequía les destrozó la caja y no le daban las cuentas.

Al igual que el año pasado, el ganado apuesta a la parición temprana del rodeo por un tema de manejo.

De Grossi explicó que el año pasado, los ganados que venían bien en todos lados se preñaron hasta los primeros días de enero y luego no se preñó más nada debido a la sequía.

En los campos que brinda sus servicios, a los rodeos de cría en muchas zonas “se les invirtió mucha comida, porque a los precios del gordo no les servía vender, entonces mejoraron el estado de las vacas de cría para asegurarse un 90% de preñez. Hoy las vacas de cría están espectaculares”, remarcó el veterinario del centro del país. La esperanza está centrada en que el clima siga ayudando, mantenga la buena cantidad de forraje en los campos para que los rodeos puedan seguir con buenos porcentajes de celo y se preñen más fácilmente. La cría sigue apostando a crecer, el rodeo está mejor, con un buen porcentaje de vientres jóvenes que estarán produciendo durante muchos años. El productor siempre está listo para responder a los estímulos del mercado.

El año pasado se logró 80% de preñez promedio país

Pese a las complicaciones climáticas, el año pasado el rodeo bovino logró una preñez promedio de 80%, según mostró el Taller de Diagnósticos de Gestación en Bovinos de INIA Treinta y Tres. De los 366 mil vientres diagnosticados, 80 % estaban preñados y fue el segundo valor más alto en 20 años y cuatro puntos porcentuales por encima del resultado de 2021. El manejo se afina y con los años son muy pocos los productores que no aplican Diagnóstico de Actividad Ovárica (DAO) para determinar qué cantidad de vientres del rodeo están ciclando y tomar medidas que les permita salir del anestro (la falta de celo regular), para volverse a preñar. Es importante señalar que la cría viene de dos o tres años con preñeces caras, porque exigieron aplicar mucha tecnología que elevó los costos.

Uso de Estradiol 17 seguirá prohibido hasta setiembre 2024

La Dirección General de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, emitió una nueva resolución manteniendo la suspensión (que caducaba el 30 de setiembre de 2023) del uso, tenencia, fabricación para uso interno, venta, comercialización e importación de productos veterinarios que contengan Estradiol 17β y sus derivados de tipo éster en su formulación, en virtud de la exigencia relativa a la prohibición del suministro de dichos productos, por parte de la Unión Europea, para terceros países exportadores de carne ovina y bovina hacia ese mercado. La decisión radica en que Uruguay aún no ha culminado la implementación de los programas complementarios del sistema informático de trazabilidad para el monitoreo de la comercialización y uso de productos veterinarios, con el fin de garantizar el control efectivo del suministro de los mismos en la etapa de producción, según establece la resolución.

La nueva suspensión regirá hasta setiembre de 2024, inclusive. Por consiguiente, hasta la fecha establecida en el numeral precedente, quedarán automáticamente suspendidos todos los registros de productos veterinarios que contengan Estradiol 17β y sus derivados de tipo éster en su formulación, según remarcó la Resolución de la Dirección General de Servicios Ganaderos.

Las sales de Estradiol son un estrógeno usado en la sincronización de celo en los programas de Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF). En esos programas reproductivos se utiliza 1 miligramo en vaquillonas y entre 1,5 y 2 milígramos por vaca para garantizar niveles buenos de preñez, no existiendo documentación científica que pruebe que sean nocivos para la salud humana.

El estrógeno, además, está presente naturalmente en el tracto reproductivo del animal, por lo que tampoco es nocivo para su salud, como plantea la Unión Europea, que tiene el uso prohibido desde hace años en su ganadería y la producción equina. La Unión Europea, según directivas internas del 29 de abril de 1996 y sus posteriores resoluciones, exige a terceros países exportadores de carne ovina y bovina la prohibición de suministro sales de Estradiol y sus derivados. Uruguay no comparte la postura de la Unión Europea de que sea nocivo para la salud, pero en los hechos los mercados son los que mandan.

La resolución fue comunicada este 21 de mayo a las 18:01 en la cuenta de X oficial del Ministerio de Economía. Comunicados de Marfrig y Minerva establecen que la operación, por unos US$ 140 millones, no está cerrada y que recurrirán el fallo. Además, que no afecta el negocio global que incluye la compra de plantas en Brasil, Argentina y Chile.

Publicidad

Publicidad