Ganadería

Gonzalo Ducós: “La cadena tiene que estar muy sana para la exportación en pie”

El coordinador del Área Ganadera de Fucrea, Gonzalo Ducós, dijo que la oferta de terneros será similar a la del año pasado y que dependiendo cómo siga el clima será la decisión que tomen los criadores de cuándo vender. En valores, consideró que el piso lo pondrá la exportación en pie.

 

 

Martín Olaverry | Pablo D. Mestre

-¿Qué expectativa tiene para la zafra de terneros?

-La empezamos a ver distinto, si bien hay dos o tres pequeños focos que no han recibido precipitaciones para solucionar algunos problemas de aguadas, en muchas zonas ha llovido y bien. Eso hace a una mejora en el ánimo y ayuda a pensar distinto. Mucha gente ha tomado medidas de destetes anticipados, de destetes precoces, en distintos grados de necesidad, de urgencia y de respuesta esperada. Varios productores tuvieron que destetar precozmente terneros extremadamente livianos para poder salvar la vaca, otra gente tomó la determinación de destetar temprano las vacas para tener oportunidad de preñarlas porque el estado inicial de ellas no era malo, y hay gente, en las regiones donde ha llovido bien, que se había preparado para una cosa y después el clima los acompañó mejor a lo esperado y las vacas de cría están gordas. Todo eso marca el escenario de la futura preñez.

Cuando nos ponemos a pensar cuál es el estado de esta zafra de terneros, hay mucha gente que tiene terneros más livianos que la expectativa que tenía de venta. Porque una seca impactó sobre el estado de la vaca, la producción de leche de su madre, la calidad de pastura que el ternero consumió y eso va a impactar en los pesos del ternero.

-¿Cuáles cree serán las estrategias?

-Varias: me lo quedo un poquito más para tratar de poner algún kilo ahora que llovió y tengo alguna pastura tierna, o voy a vender ese ternero ahora y me saco el problema de arriba para tratar que se recuperen los campos; juntar pasto en otoño, que las vacas junten pasto en el cuerpo y sean capaces de afrontar el invierno. Eso desde el punto de vista productivo.

-¿Eso puede impactar en la oferta de terneros?

-Va a ser similar al 2020. Dependiendo de cómo fue en el clima va a repercutir en la preñez y también impactará en qué decisiones se tomen con el rodeo de cría que falló: estirar unos días el entore para tratar de preñar ahora, cortar ahora y retener las vacas jóvenes para entorarlas en otro momento del año, eso va a impactar mucho. Porque al final del día, los esquemas criadores que venden sus terneros, el momento de venta y la zafra, estrategia más o menos, lo hacen antes del 30 de junio. Entonces, si los terneros pesan 20 kilos menos, son 40 dólares menos por bulto, es mucha plata. Ahí habrá que ver cómo se comporta el precio, porque al final del día, la expectativa son dólares por bulto.

-El año pasado, la exportación en pie no estuvo tan participativa en la zafra. Este año Uruguay tiene precios similares a Brasil ¿Qué piensa de la demanda?

-Lo de Brasil es claro, el mercado de exportación se debería afirmar. Si tuviera que decir mi expectativa de salida estaría entre 250 y 300 mil terneros. Lo que está claro es que el rol de exportación de terneros en pie lo veo como el mejor statu quo de piso del valor del ternero. Me imagino, que el ganado gordo debiera subir, por lo menos hay probabilidades que suceda.

Dependerá de la demanda de China, qué pasa con el verano europeo, si la vacunación rueda más rápido de lo que sucede hoy, y Europa logra un buen verano, que se movilicen y aumente el consumo de carne, generará buena expectativa del valor del novillo, quien sabe hasta cuánto. Mi expectativa es de 3,60 o 3,70, no lo imagino en 4 dólares.

-¿Y la reposición?

-Obviamente una apreciación del ganado del gordo impactará en la reposición y arrastrará hacia arriba. En este escenario donde el precio del ternero será cinchado hacia arriba, ¿qué va a hacer la exportación? El punto de equilibrio es Brasil y los precios finales del negocio, con un alimento que es caro. Porque si bien el ternero come poco, come alimentos de calidad y se ha vuelto costoso. La cuenta es mejor que encerrar un novillo para el corral, pero es un ítem costoso.

-En la ternera, nuevamente existe una brecha, algo por debajo del macho, ¿Qué perspectiva para la hembra?

-Cuando se habla con los operadores tienen expectativa de exportar volúmenes importantes de alta calidad. Eso se va a sentir en el mercado durante todo el año. Esta buena cosa que se acercara y hasta valga más, también se va a ver este año. Y es muy bueno. Durante la seca esa diferencia se vuelve a resentir y se vuelve a lo histórico, pero con un clima bueno, la ternera estará muy cerca del valor del ternero.

-¿Qué espera de la exportación?

-La exportación sin dudas va a presionar, pero hubo muchos sistemas de producción que han cambiado bastante, que han decidido castrar de entrada. Las complicaciones que generó la exportación de ganado en pie hace dos años todos la recordamos. Eso va a hacer que la cadena tenga que estar muy sana y fluida. Parecernos al mercado brasileño, donde no se cargan terneros sin que esté la plata sobre la mesa. En alguna operación el plazo fue limitante, los operadores e intermediarios es otra, habrá que encontrar algunas soluciones, que algunos se la han encontrado y que asuman los riesgos de esa comercialización dificultosa que todos nos acordamos. Hay un gran desafío para la exportación de ganado en pie, principalmente para las dos empresas más importantes turcas que van a tener que reconstruir una letra importante.