Ganadería

Faena de ganado positivo a tuberculosis es prioridad

MGAP anunció en Conhasa que revisa campañas sanitarias.

Ganado vacuno.

Pablo Antúnez

La próxima semana continúa la faena, en condiciones especiales, de otra tanda de animales positivos a tuberculosis. El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a través de la Dirección General de Servicios Ganaderos, logró descomprimir el sacrificio de estos animales y son 4.000 los que deben ser sacrificados.

Para el MGAP, finalizar las faenas y bajar los costos de esta operativa, es una tarea prioritaria para la actual administración de la secretaría de Estado.

El avance en la faena de los bovinos con tuberculina positiva, así como otros vinculados con las campañas sanitarias, fue uno de los temas que se analizó en la reunión de ayer de la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa).

“El planteo más grande fue que se viene trabajando en revisar las legislaciones y las campañas sanitarias oficiales, para tratar de adecuarlas al momento que se está viviendo y con los últimos conocimientos. Dentro de ello, se trató todo lo referente a tuberculosis”, explicó a El País el delegado de la Asociación Rural del Uruguay en la Conhasa, Dr. Jorge Bonino Morlán. En el marco del Congreso Anual de la Federación Rural, el ministro Carlos María Uriarte reconoció que el recupero que queda luego de las faenas especiales de bovinos positivos a tuberculosis y brucelosis “es escaso, por eso tratamos de reducir los costos”, adelantó el Ministro.

Las faenas se hacen condiciones especiales y hay que pagarle a la industria frigorífica esa tarea (se pagó con dinero del Fondo de Enfermedades Prevalentes). A su vez, ese fondo se nutre con lo aportado por los productores, con un máximo de aporte en pesos uruguayos equivalente a US$ 2 en la faena de cada bovino en frigorífico, aporte equivalente a US$ 1,50 por cada 1.000 litros de leche remitidos a industria y el equivalente a US$ 2 por cada bovino en pie exportado.

El ministro Uriarte, que también participó ayer de la Conhasa virtual, había dicho en el marco del Congreso Anual de la Federación Rural que “es probable que se logre la reducción de costos” y habló de una baja de “US$ 100 por cada animal faenado”.

Garrapata. Otra de las campañas que está en revisión, es la de garrapata. “Estamos en un momento propicio para prevenir la difusión del parásito”, afirmó Bonino.

Por otro lado, adelanto que “ hay un plan sanitario readecuado para estudiar y confirmar”, pero insistió en que, mientras tanto, “es bueno comenzar a divulgar la importancia de realizar el primer tratamiento para poder controlar el parásito”.

El tratamiento generacional del parásito, rotando los principios activos en cada etapa, es la clave para poder controlar la garrapata.

En el encuentro de Conhasa de ayer, también se tomaron en cuenta otras consideraciones de otras campañas sanitarias, “en un ambiente donde es fundamental reforzar los recursos humanos y económicos del MGAP, que es el que controla y audita, además de capacitar veterinarios y productores”, admitió Bonino. La integración e interacción entre el sector público y el privado, es fundamental para mantener una sanidad animal que abra mercados.