Ganadería

Explican cómo usar la cascarilla de soja

Puede ser alimento único para bovinos adultos, dice el IPA

Cáscara de soja. Foto en la web: Silocar.

El peleteado de cáscara de soja que conforma el Operativo Raciones impulsado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para paliar el déficit hídrico, tiene una relación energía/proteína muy similar a la de un afrechillo, lo que permite usarlo a nivel de campo como único alimento, explicó el Instituto Plan Agropecuario (IPA) a través de su director de capacitación y extensión, Dr. Alejandro Saravia.

La secretaría de Estado distribuirá a través de las instituciones de productores peleteado de soja a razón de dos kilos diarios por Unidad Ganadera (UG), durante 90 días, a un costo de $6,7 por kilo (flete incluido). Según Saravia, el producto tiene una muy buena palatabilidad, que es una característica fundamental para conseguir un rápido y parejo consumo. La suplementación estará focalizada en vacas de cría y vaquillonas.

El técnico del IPA, el aporte energético de la cascarilla de soja se origina “en la alta concentración de carbohidratos que posee, a partir de una alta proporción de fibra digestible, la que se degrada en el rumen a ritmo lento pero casi totalmente. Esta característica es bien tolerada por rumiantes adultos, permitiendo su uso en altas cantidades sin que los animales presenten problemas, como los que pueden tener con otros alimentos como los granos de cereales, que suministrados en grandes volúmenes pueden provocar acidosis ruminal”.

A su vez, se destaca que por ser un alimento con alto contenido en fibras, “puede ser una limitante para el suministro de animales jóvenes (hasta 170 Kg), en los que el rumen no está totalmente desarrollado y no logran obtener así los nutrientes necesarios. Esto condiciona su uso por ejemplo en terneros, a los que es mejor ofrecerles otro tipo de suplemento para no afectar su desarrollo.

Como comentamos, desde el punto de vista de su concentración proteica, es suficiente para hacer aportes a la mayoría de las situaciones de pastoreo en vacunos, no siendo necesaria la inclusión de otro tipo de concentrados proteicos”.

Se exhorta a los productores a formar lotes parejos de animales y no muy grandes. “El largo de los comederos se debe ajustar a la categoría, o sea 50 cm para animales adultos, la distribución de la ración debe ser pareja, suministrar siempre en el mismo horario y observar el comportamiento de los animales, aquellos que no comen retirarlos o darles de comer aparte, estos son algunos de los principales aspectos a tener en cuenta cuando se plantea llevar adelante una suplementación”, aclaró el IPA.

Rurales EL PAIS