Ganadería

China habilitó más plantas de Brasil para vender carne

Suben los precios y habrá menor oferta para volcar al abasto.

Frigorífico. Foto: Lexlatin.

Brasil habilitó más frigoríficos para exportar carne vacuna a China y eso hará subir los precios de la carne, complicando la importación de cortes desosados y madurados que se vuelcan habitualmente en el abasto.

A partir del próximo lunes, el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) habilitó 5 nuevos frigoríficos para colocar carne vacuna en China y otros 6 ya estaban en los listados como recientes habilitaciones. A eso se suman otras 8 plantas dedicadas a la exportación de cerdos y 3 de pollo.

Varios frigoríficos y abastecedores importan carne bovina desosada y madurada desde frigoríficos brasileños para volcarla al abasto y así atenuar la suba de precios de la carne bovina producida en Uruguay, que también enfrenta una demandas de China que no es habitual. La carne brasileña, procede de frigoríficos exportadores habilitados para embarcar a la Unión Europea y como el grueso de la carne bovina que se vende en el abasto procede de Rio Grande do Sul —también vienen cortes de algunos estados de Brasil central—, tiene una óptima calidad pues es producida a partir de razas británicas (las mismas razas y sus cruzas con que se produce la carne en Uruguay).

El problema es que con las nuevas habilitaciones de frigoríficos brasileños para China y la suba de precios, el panorama de importación se complica. Los frigoríficos habilitados —algunos de los cuales ya abastecen a Uruguay— rápidamente no querrán vender carne a Uruguay y priorizarán China. Si la tonelada de cortes delanteros que venden a Uruguay vale US$ 3.500, los importadores chinos están pagando esa misma mercadería a US$ 6.800 la tonelada. Lo mismo pasa con otros cortes como el pesceto, que a los importadores uruguayos les llega a US$ 4.000 la tonelada y los chinos los están comprando a US$ 7.800 y US$ 8.000 la tonelada.

Hoy más del 90% de las pulpas sin hueso que se venden en el abasto son importadas de Brasil y se aleja la posibilidad de importar asados bovinos desde Argentina, que subió los precios y donde van quedando apenas 4 plantas que no abastecen a China y están autorizadas para vender a la Unión Europea. Con el crecimiento en la cantidad de consultas desde Uruguay, los cuatro frigoríficos argentinos que no están habilitados para exportar a China, cambiaron las cotizaciones al alza y en algunos casos, esos precios subieron entre 30% y 40%.