Ganadería

Buscan recuperar los US$ 14 millones que tiene el Fogale

Reunión en el Inale marcó el camino para salir de la crisis.

Walter Frisch, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL).

Pablo Antúnez

La Asociación Nacional de Productores de Leche se reunió esta semana con el presidente del Instituto Nacional de la Leche, Álvaro Lapido, planteándole distintos escenarios para paliar la crisis que vive hoy la lechería.

El presidente de la gremial, Walter Frisch dijo a El País que se le pidió trabajar en la recuperación de los US$ 14 millones que conforman el Fondo de Garantía de la Lechería (Fogale), marcándole distintos caminos. “Son US$ 14 millones que nos pertenecen, es precio de leche metido en un fondo de garantía para los bancos”, afirmó tajante Frisch.

“Ningún sector tiene US$ 14 millones en un banco y no sabe qué hacer con ese dinero”, agregó el gremialista, que remarcó la preocupación que muestran las autoridades del Inale.

El otro pedido fue reiterar la necesidad de subir tres puntos porcentuales en la devolución de impuestos a las exportaciones. “Sabemos que es un tema complejo, porque pega distinto en las industrias, pero creemos que es posible”, dijo el titular de la ANPL.

Los productores son conscientes que las industrias lácteas no pasan por un buen momento y que se les hace difícil poder mejorar el precio de la leche, pero a su vez, los tambos tienen gastos que enfrentar y en Uruguay la lechería es una cultura de vida. Entre los planteos de los productores estuvo también que se trabaje desde la Cancillería en la rebaja de aranceles en las exportaciones de lácteos, buscando acuerdos comerciales con los principales mercados. “Se pagan mucho más de US$ 30 millones y la lechería tiene más de 50 destinos, sólo en dos que son Brasil y México no se pagan aranceles porque hay acuerdos”, recordó Frisch.

Criticó que en los 80 años que tiene Uruguay produciendo leche, con 50 destinos habilitados para los lácteos, no se hayan realizado acuerdos comerciales para mejorar la inserción de los productos.

“Hay que trabajar en eso y no lo pueden hacer las empresas, lo tiene que hacer el gobierno. El crecimiento del sector sería todo para la exportación. El ejecutivo debe esmerarse en hacer tratados comerciales con los destinos que precisamos”, consideró Frisch.

Remarcó que “los aranceles es plata que pierde el Uruguay y cuando tenemos los números tan justos, se nota más. Hoy esos US$ 30 millones en aranceles representarían 2 centavos de dólar más por litro y hacen la diferencia”. La gremial también reiteró el pedido de trabajar para recuperar los US$ 30 millones que el gobierno de Venezuela le debe a Conaprole por exportaciones de lácteos.