Forestación

Walter Sánchez: “En la forestación tengo tranquilidad económica y mejor manejo del ganado”

“La sinergia forestación y ganadería es un negocio que impacta muy bien”, destacó el Director del establecimiento Santa Teresa.

Campo Santa Teresa, Flores.

Cada año son más los productores que encuentran una alternativa eficiente en la sinergía ganadería y forestación. “Es un negocio que impacta muy bien, la renta de la forestación, en campos coneat 100, supera las agrícolas y da tranquilidad en el negocio”, comentó a Rurales El País Walter Sánchez, director del establecimiento Santa Teresa.

Sánchez cuenta con un establecimiento de 750 hectáreas ubicado en el departamento de Flores, sobre el arroyo Porongos en paraje Las Muchas, y hace nueve años que sumó la forestación a sus sistema de recría de novillos Holando y producción de ovinos.

El productor contó que tomó la decisión de hacer forestación bajo el sistema Alianzas de Montes del Plata porque fue operado del corazón y necesitaba bajar el ritmo de trabajo. “Con la forestación encontré la tranquilidad económica y un mejor manejo del ganado”, destacó.

Campo Santa Teresa, Flores.

El contrato es por dos ciclos forestales, 22 años, con una renta en dólares de 150 dólares por hectárea. “Es un precio que tengo desde antes, hace nueve años que tengo montes, hoy hay referencias de rentas que superan los 180 dólares por hectárea”, dijo.

El establecimiento cuenta con 500 hectáreas bajo forestación que se dividen en 15 potreros alambrados, lo que “nos permite hacer un pastoreo rotativo y que el ganado siempre coma buena comida”, añadió y agregó: “Nos dedicamos a la recría de novillos Holando hasta 400 kilos y a la invernada de éstos por encima de los 500 kilos”.

Contó que el manejo de los animales con la forestación “no cambia”, por el contrario, “nos permite movernos con facilidad”. Sánchez dijo que en los primeros dos años “se dificulta para juntar ganado” pero después los montes quedan limpios y las cabezas se divisan con facilidad. “El ganado Holando es muy dócil de manejar en estos sistemas”, aseguró.

Asimismo, dijo que los árboles “favorecen a la ganadería”, porque “cuando hay heladas el ganado está al abrigo en el monte y lo mismo pasa cuando hace calor y necesitan sombra”. Y sumó: “Los estudios de Montes del Plata indican que el animal es más eficiente entre los montes en momentos picos de calor o fuertes fríos”.