Forestación

Uruguay pidió apoyo a FAO para evaluar su política forestal

El año pasado el sector generó US$1.534 millones

Forestación en Lavalleja. Foto: Giulano Pereira.

Uruguay le pidió apoyo a la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para evaluar su política forestal, sustento de su segunda cadena productiva de exportación.

La Ley Forestal, aprobada en 1987, es el marco legal de la política forestal de Uruguay. Desde su aplicación, en lo que a exportaciones se refiere, esta actividad productiva se ha convertido en una de las principales del país, debido en particular al auge de la industria de pasta de celulosa.

En 2016, las exportaciones uruguayas vinculadas al sector forestal —incluyendo la venta de celulosa, madera y productos de madera, papel y cartón— alcanzaron los US$ 1.534 millones. Esa cifra representa el 17,5 % del total de las exportaciones de bienes y eso la colocó como la segunda cadena productiva en importancia después de la cárnica.

Otra consecuencia de la ley es que hoy Uruguay, junto a Chile y Costa Rica, es uno de los únicos tres países que aumentaron su área forestal, no solo por las plantaciones nuevas, sino también por el aumento del bosque natural, que está protegido por ella.

“Los bosques evitan la erosión del suelo, pero también capturan carbono y permiten la mitigación del cambio climático”, destacó el Oficial a Cargo de la Representación de la FAO en Uruguay, Vicente Plata. Además, señaló la importancia de los bosques en el cumplimiento de los nuevos objetivos del milenio, que establecen su gestión sostenible, un concepto que ya estaba en la ley forestal que cumplió 30 años. También recordó que para redactarla “en la década del 80, Uruguay realizó consultas de una forma muy inteligente, solicitando a nivel internacional a la FAO, entre otros, y legisló en diálogo con la sociedad civil”.

Rurales EL PAIS