Expo

Rural Argentina reclamó, pero también reconoció…

Daniel Pelegrina y Mauricio Macri coincidieron en “no más retenciones”, en el acto oficial de Expo Palermo.

 

Pablo D. Mestre

Con “guiños” mutuos y un ambiente “amigable” entre el gobierno y los productores, se concretó ayer el acto de la Expo Palermo.
“No les tengo que explicar la importancia de la cultura del trabajo. Ustedes sin rezongar se levantan y arrancan a trabajar antes del amanecer”, dijo el Presidente Mauricio Macri levantando los primeros de muchos aplausos que recibió de las tribunas colmadas.

Macri fue por más y agregó: “tras la peor sequía, ustedes nos sorprendieron una vez más, con una cosecha récord en la historia de nuestro país”.

Y ya con “tribuna a favor”, ennumeró las medidas que tomó su gobierno en favor del sector rural: “lo primero que hicimos fue sentarnos a dialogar con el campo. Para escucharlos a ustedes que son los protagonistas, que pueden crear. Así surgieron mesas de productividad. Allí estamos todos juntos para generar ideas”, aseguró.

Luego habló de infraestructura interna y mencionó la vuelta al mundo: “hemos abierto más de 200 mercados”, dijo, mencionando que los países que más crecieron en los últimos 20 años son los que más comerciaron. “Y Argentina hace 4 años era uno de los países más aislados del mundo”.

Retenciones.
Previo al presidente Macri, como es usual, el titular de la Rural Argentina, Daniel Pelegrina había pronunciado un discurso con muchos reconocimientos, pero con un reclamo claro: “mientras que en el resto del mundo se apoya a los productores muchas veces con subsidios, en Argentina se nos castiga con las retenciones. Como usted dijo Señor Presidente, las retenciones son un mal impuesto, injusto e ineficiente. Y son una fuerte limitante para las exportaciones y la adopción de tecnología. Tomamos su palabra, las retenciones se terminan en el 2020”, aseguró generando aplausos de las mimas manos que con calor apoyaron a Macri luego.

Y el presidente de la República no reuhusó el tema: “se tienen que terminar las retenciones a las exportaciones. Es un impuesto que atrasa, que destruye oportunidades. Lamentablemente en la emergencia tuvimos que volver a tomarlas”, dijo Macri. Y agregó que ya no es cuestión de exportar los saldos. “El objetivo es exportar más y mejores productos”.

Daniel Pelegrina, quien entre otros conceptos reconoció los beneficios del rumbo tomado por la actual administración nacional, aunque también marcó los problemas que genera al sector la alta carga impositiva.

Pero volvió a hacerle un “guiño” a Macri cuando afirmó: “para consolidar la República debemos avanzar hacia un concepto más amplio de democracia, donde los gobernantes respondan a los gobernados. Esta semana los argentinos tenemos que preguntarnos: ¿Por qué apartarnos del camino, cuando ya sabemos que el atajo no nos ha llevado a ninguna parte? Ciudadanos, productores, expositores, compatriotas, amigos: Si el atajo nos condujera a la meta, simplemente no existiría el camino”, concluyó Daniel Pelegrina.

Mauricio Macri finalizó con tono de arenga política, asegurando que “la rueda está comenzando a girar y va a tomar más velocidad cuando salgamos de la incertidumbre política. Cuando confirmemos que no volvemos al pasado”, e instó: “Como Presidente tengo que ponerles un desafío más alto. Necesitamos producir alimentos en 2030 para 800 millones de personas en el mundo, agregarle valor y llegar a cada supermercado. Ser el supermercado del mundo”.

Se justificó que “muchas de las cosas que vinimos a hacer no eran las cosas que veníamos a hacer. Pero como no estaban hechas tuvimos que hacerlas. La Argentina que queremos no está en el pasado. Está en el futuro”, dijo Macri.