Economía

El agro sigue como el sector más endeudado

De todas maneras, un reporte del Banco Central muestra que se redujo algo respecto a un año atrás.

Soja.

Al cierre del primer trimestre del año, el sector agropecuario seguía siendo el más endeudado en relación a su producción, según el Reporte del Sistema Financiero del Banco Central (BCU).

De todas maneras, redujo su endeudamiento respecto a un año atrás. En efecto, la relación entre deuda y producción bruta del agro pasó de casi 80% al cierre del primer trimestre de 2018, a 75% a fin de marzo de 2019.

El sector que sigue al agro, es la industria con un endeudamiento equivalente al 33% de su producción bruta al cierre del primer trimestre del año, superior al casi 30% que tenía al cierre de marzo de 2018. Luego viene el comercio con un endeudamiento equivalente al 32% de su producción bruta, respecto al casi 30% de hace un año.

Más lejos aparecen la construcción y los servicios, ambos con una deuda que equivalía al 7% de la producción bruta anual, una relación similar a la de un año atrás.

En cuanto a la moneda de ese endeudamiento, el agro tenía 99% de la deuda en moneda extranjera al cierre del primer trimestre del año, lo que es lógico ya que los ingresos que recibe son en dólares.

Luego viene la industria, con el 88% de su deuda en dólares, seguido del comercio que tiene 78% de su endeudamiento dolarizado, la construcción con el 74% de su deuda en moneda extranjera y finalmente los servicios que tenían dolarizada el 64% de la deuda.

La morosidad (los créditos que estaban impagos a la fecha de vencimiento sobre los créditos totales) en las empresas bajó en el último año, ya que estaba en 3,9% al cierre del primer trimestre de 2018 y pasó a 3,2% a fin de marzo de este año.

A su vez, mejoró la calidad de la cartera de crédito bancario. Esto el BCU lo mide mediante la proporción de créditos clasificados como categorías 3, 4 y 5 (que evidencian distintos problemas de pago hasta el incumplimiento) respecto a los préstamos totales.

Ese ratio era de 18,1% a fin de marzo de 2018 y al cierre del primer trimestre de este año había disminuido a 16,8%.