carnes

Uruguay presenta iniciativa inédita en pro de su industria cárnica

A partir del 21 de enero 2021, las nuevas habilitaciones de carnicerías en Uruguay deberán ser tramitadas en el Instituto Nacional de Carnes (INAC)

Corte vacuno en carnicería. Foto: Guillermo Crampet.

CARNETEC | Así informó el organismo nacional, cuya sede está en Montevideo, agregando que habrá un registro único nacional de empresas cárnicas y un impulso al desarrollo de las carnicerías formalizadas.

El INAC enfatizó que si las carnicerías tienen habilitación vigente, no deberán realizar solicitud alguna; no obstante, si la información de la carnicería no está debidamente registrada en INAC, podrá modificarla a través de un trámite en línea.

En ese sentido, el proceso de rediseño estuvo marcado por distintos hitos, entre ellos, la Ley de Transparencia Comercial e Inocuidad, que le confiere nuevas competencias a INAC y la Ley de Urgente Consideración que le confiere al instituto (a partir del 21 de enero de 2021) la competencia para habilitar carnicerías en todo el país, tras más de 30 años a cargo de los gobiernos departamentales (salvo en el caso de Montevideo).

La gerente de Mercado Interno, Fernanda Cuervo, explicó que este nuevo enfoque abordará al mercado interno en forma integral, haciendo foco en la infraestructura, los procesos de inocuidad y en la idoneidad de los agentes vía equipos multidisciplinarios, así como un trabajo coordinado con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Congreso de Intendentes, Gobiernos Departamentales y Ministerio del Interior.

Agregó que se pondrá foco en hacer más eficientes los recursos humanos asignados al mercado interno, apoyándose para ello en nuevos sistemas tecnológicos.

Entre estas nuevas actividades están la aprobación de un nuevo marco normativo, la coordinación de un grupo de trabajo interinstitucional, el desarrollo e implementación de un sistema de registro digital de las operaciones con carne del abasto, planes de promociones y la formación de los agentes del mercado interno.

Los próximos años del mercado interno serán desafiantes y se requerirá de una fuerte coordinación institucional, que se redundará en beneficio de toda la cadena, de la población y del prestigio internacional de las carnes del Uruguay, dijo el INAC.