carnes

La carne bovina tendrá el primer sello “carbono neutro del Uruguay”

Montes del Plata y el frigorífico BPU Meat del grupo NH Foods, sumaron sinergias a través de un convenio inédito que firmaron este miércoles. 

Convenio. El sello pretende mostrar cómo produce Uruguay y vender lo que el consumidor pide.

La forestal Montes del Plata y frigorífico Breeders and Packers Uruguay (BPU Meat), empresa perteneciente al grupo japonés NH Foods, plasmaron un acuerdo que crea el primer sello de carne carbono neutro del Uruguay.

Ganadería y forestación son rubros complementarios y generan una relación ganar-ganar, promoviendo la integración productiva, cuidando el medio ambiente y uniendo sinergias para una certificación inédita.

La certificación será desarrollada y auditada bajo protocolos internacionales. A su vez, BPU Meat desarrollará una marca específica que representará a Uruguay en los mercados internacionales.

Kevin Koji Mimura, gerente general de BPU Meat comenzó su alocución agradeciendo la oportunidad de estar en Uruguay y “vivir en un país maravilloso”. Destacó que las dos empresas que signaron el convenio, tienen “un mismo compromiso: promover prácticas sustentables en el desarrollo del agro negocio”. Mimura dijo que como parte del grupo NHFoods, comparte el desafío de alimentar la alegría del mundo con productos sustentables con el medio ambiente.

“El grupo NHFoods pretende impulsar nuevas ideas para ampliar el potencial de las proteínas para el bienestar de los consumidores. Se pondrá especial desarrollo para adaptarse a los estilos de vida de las personas del planeta, garantizando el abastecimiento”, dijo el ejecutivo nipón.

“Nos comprometemos a cumplir con las tendencias de un consumidor global que cada vez es más consciente del cuidado de los recursos naturales y del equilibrio en el uso de estos recursos”, afirmó Mimura.

A su vez, el asesor del directorio de BPU Meat, Daniel De Mattos, consideró sumamente importante poder lograr este sello en el futuro cercano. Además, afirmó que “ganadería y forestación son parte de la solución para la sostenibilidad de los sistemas de producción y el cuidado del medio ambiente”.

De Mattos reconoció que este sello: carne carbono neutro del Uruguay, “es un primer paso” y apunta a mostrar las carnes que se demandan a nivel mundial, porque son alimentos sustentables. “El desarrollo de sellos o marcas comerciales que permitan identificar la sustentabilidad debe estar acompañado con un mejor acceso a los mercados que hoy demandan esa sostenibilidad”, consideró el asesor de BPU Meat.

Sinergias. Mientras tanto, el gerente general de Montes del Plata, Diego Wollheim, sostuvo que la firma del acuerdo contribuye a seguir el camino de sinergias entre ganadería y forestación. Agregó que “es el puntapié inicial para desarrollar sello de carne carbono neutral” y a futuro, “lograr un diferencial frente a los otros países”.

El sello demostrará y contará al mundo lo que está pasando en Uruguay”, dijo el gerente general de Montes del Plata. La ganadería en Uruguay se desarrolla, mayoritariamente, sobre pastizales naturales y en los campos forestales de la empresa, ganado y árboles conviven, favoreciendo al desarrollo de la diversidad y la fauna.

Para Wollheim, el acuerdo con BPU Meat brinda la tranquilidad de “dar un paso firme hacia el desarrollo del sello país”.

“Más de 35.000 cabezas de ganado de unos 200 productores, pastorean en tierras de Montes del Plata. El ganado permite controlar el tapiz vegetal, disminuyendo la posibilidad de incendios”, explicó el ejecutivo. También recordó que Montes del Plata realizó recientemente su Balance de Carbono y demostró que es una empresa negativa en carbono, porque sus capturas de carbono son superiores a todas las emisiones.

Con el excedente de capturas Montes del Plata podría neutralizar el equivalente al 42% de todo el parque automotor uruguayo o del 52% de las emisiones de la ciudad de Montevideo”, destacó Wolheim. Las plantaciones forestales y los bosques naturales son los principales factores de remoción de gases de efecto invernadero de la atmósfera del Uruguay. Recordó que Montes del Plata transporte de la madera hacia Punta Pereira por barcazas que equivalen a  170 camiones. “Así se evitan 24 millones de kilómetros de camión por año. A su vez, se genera energía en base a biomasa, que en 2020 fue el 10% del total de la generación de energía eléctrica de Uruguay”, detalló el ejecutivo.

Competitividad. En su oratoria, Gerardo Evia, director del Programa de Conservación y desarrollo sustentable de los humedales del Este, que representó al ministro de Medio Ambiente Adrián Peña, remarcó la necesidad de explotar más la complementación ambiental para potenciar la competitividad de las empresas, generando valor agregado.

Evia recordó que Uruguay está con un abordaje integral de sus procesos productivos y el cuidado del medio ambiente, para medir la situación en que está el país y ponerle valor a cada una de las variables, para poder agregar competitividad. La idea es los puntos de partida en que está Uruguay y ver las oportunidades que tiene Uruguay. “Estamos trabajando con equipos técnicos y esperamos que pronto se tengan resultados para sumar a la competitividad. Este acuerdo entre Montes del Plata y BPU Meat,  va en la línea que el gobierno tomó en esto. Hay oportunidades de cooperación para sumar entre sector privado y público para abordar estos temas en forma coordinada”, afirmó Evia.

Felicitaciones. El ministro Carlos María Uriarte consideró que el convenio plasma lo que Uruguay produce y cómo lo hace. Por eso felicitó por la iniciativa y comprometió el apoyo del gobierno para seguir trabajando. “El mundo nos está mirando y éstas son las repuestas que le debemos dar”, aseguró tajante el ministro Uriarte destacando el potencial país.

“Resta mucho por hacer”, afirmó el secretario de Estado. “Hoy nos referimos a carbono, pero el beneficio que este tipo de trabajo conjunto tiene alcanza a los servicios ecosistémicos.

El mundo nos están mirando y estas son las repuestas que le debemos dar”, dijo tajante Uriarte. Aspiró a que este camino de complementación y certificaciones lo sigan muchos otros rubros y consideró que “es un desafío para el país ganadero y para el agro en su conjunto”. Se mostró convencido que la forestación juega un papel fundamental en el equilibrio de las emisiones de gases causantes del efecto invernadero que genera la ganadería, en el país más ganadero del mundo.