Campos

Precio de la tierra subió en el primer semestre a US$ 3.756 por hectárea

El valor medio volvió a subir en 2019, luego de las bajas registradas en 2015, 2016 y 2018.

Campo en Paso de los Toros. Foto Guillermo Crampet, Rurales El País.

Pablo Antúnez

El precio promedio de la tierra en Uruguay volvió a subir en el primer semestre de 2019, luego de la baja registrada en los años de 2015, 2016 y 2018.

Según la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP) el valor promedio registrado entre enero y julio del presente año fue US$ 3.756 por ha, mientras que en los últimos 19 años, donde se vendieron 8,3 millones de hectáreas en Uruguay, el promedio se centró en US$ 1.623 por ha.

En estos primeros seis meses del año se vendieron 62.000 hectáreas por US$ 234.000.000, volumen que marca una caída de 24% respecto al primer semestre de 2018. El precio promedio fue US$ 3.756. Los US$ 234.000.000 que se generaron en el período citado, marcan un aumento de 21% sobre la facturación del primer semestre del año pasado.

Según la DIEA, el 12% de las 62.387 hectáreas abarcaron tierras forestales, 17% tienen por destino la ganadería, 25% la agricultura y el 46% la actividad agrícola-ganadera. Es precisamente la venta de estos campos con actitud agrícola la que justificaría el incremento del precio promedio, a lo que se suma un negocio en Salto con tierras que tienen por destino la citricultura.

Departamentos. La información relevada por la DIEA sostiene que el 34% de las tierras que se vendieron —son algo más de 21.000 hectáreas— se centraron en Paysandú, Rivera y Flores, con valores promedio de US$ 4.186, US$ 3.264 y US$ 4.106 por hectáreas (respectivamente).

Vale la pena aclarar que en Salto se realizó una venta importante de tierras citrícolas, hecho que justificó la suba del precio promedio (US$ 7.015) y según DIEA, si no se hubiera concretado esta venta, el precio promedio de la hectárea hubiera quedado en US$ 3.500.

A Salto le siguen Río Negro y Soriano como los departamentos con tierras mejor pagas, con promedios de US$ 5.746 y US$ 5.702, respectivamente. En ambos hay suelos con un alto potencial agrícola.

Como en anteriores relevamientos, el precio más bajo se registró en Artigas con US$ 1.349, seguido de Treinta y Tres con US$ 1.697.

En Canelones se vendieron 1.399 hectáreas con un precio promedio de US$ 3.896; Cerro Largo: 1.480 y US$ 2.099; Colonia 2.055 y US$ 5.261; Durazno: 4.529 y US$ 3.036; Flores: 5.309 y US$ 4.106; Florida: 116 y US$ 3.863; Lavalleja: 3.858 y US$ 3.260; Maldonado :4.334 y US$ 1.816; Paysandú: 9.729 y US$ 4.186; Río Negro: 2.378 y US$ 5.746; Rivera: 6.280 y US$ 3.264; Rocha: 3.533 y US$ 2.201; Salto: 3.663 y US$ 7.015; San José: 476 y US$ 4.766; Soriano: 4.806 y US$ 5.702; Tacuarembó: 2.060 y US$ 2.087 y Treinta y Tres: 2.427 y US$ 1.967.

Tamaño. Cuando la información de compra venta de tierras del primer semestre se mide por tamaño del predio, los campos de entre 1.001 y 2.000 hectáreas fueron los que lograron el mayor precio, con un promedio de US$ 5.911 y en la otra vereda, el precio más bajo se registró en las ventas de campos con superficies que van de 101 a 200 hectáreas y fue US$ 2.906. Este precio se ubicó 23% por debajo del promedio general.

Medidas por precio, los predios menores de 1.000 hectáreas tuvieron un promedio de US$ 795; De 1001 a 1.500: US$ 1.344; de 1.501 a 2.000: US$ 1.811; De 2001 a 2.500: US$ 2.354; De 2.500 a 3.000: US$ 2.836; De 3001 a 4.000: US$ 3.552; De 4.0001 a 5.000: US$ 4.387; De 5.001 a 6.000: US$ 5.557; De 6.001 a 8.000: US$ 6.824; 8.001 a 10.000: US$ 8.733 y más de 10.000: US$ 16.274.

Por otro lado, hay que destacar que desde el segundo semestre de 2008 hasta ahora, el precio promedio del trimestre, tomando trimestres móviles, se ubicó siempre por encima del promedio general de los últimos 19 años, según destacó el análisis realizado por el MGAP, a través de la Dirección General de Estadísticas Agropecuarias, en base a la Dirección General de Registros.