Caballos

Coaching con caballos

En los últimos años el “Coaching” se ha convertido en un término habitual y podemos observar como se aplica en ámbitos deportivos, de negocios y de crecimiento personal. Actualmente, esta disciplina la vemos aplicada también en lo que se refiere a la relación entre las personas y los caballos.

Patricia Nebuloni.

En el Haras El Cortijo ubicado en Canelones, Juan Carlos Nicolini, realiza talleres para quienes deseen tener un vínculo con los caballos y al mismo tiempo manejar diferentes emociones como miedo, ansiedad, confianza, etc.

“El coaching con caballos es un proceso de aprendizaje y entrenamiento, en donde se reúnen diferentes disciplinas como la equinoterapia, la doma emocional porque para mi nos acercamos a los caballos desde la emoción y no desde la razón, y también la programación neurolingüística. Tenemos dos objetivos que se sincronizan, uno es conectarnos con el caballo de una manera amigable para luego montarlo y salir a andar y el otro es realizar un abordaje de identificación y procesamiento de nuestras emociones a medida que se afianza el vínculo con el caballo” explicó Nicolini.

La experiencia entre el jinete y el caballo funciona como una terapia: “En la medida que trabajamos con nuestras emociones y con nosotros mismos siempre es terapéutico. Además, el hecho de tener un entrenamiento con un animal como el caballo, que es tan perceptivo y en un entorno natural como éste, resulta muy beneficioso desde todo punto de vista”.

Los talleres consisten en tres etapas: En la primera se trabaja desde abajo y en relación al conocimiento del caballo y el trato de respeto y liderazgo que se genera previo a la monta.  En la segunda se trabaja con el participante montando el caballo y diferentes propuestas establecidas por el coach para encontrar el equilibrio y la confianza. La tercera y última etapa es la de rienda.  No se utiliza freno, sino que se utiliza un bozal de doma y las riendas.

“En los talleres hemos contado con la participación de niños de 2 años hasta personas de 80 que se unen y disfrutan de la propuesta y eso es lo más lindo, porque uno tiene su propia experiencia, pero también comparte y aprende de las vivencias de los demás compañeros del taller, entonces se produce una dinámica muy enriquecedora para todos.”

Este año Nicolini está planificando un calendario con talleres particulares y empresariales para quienes deseen vincularse con los caballos de una manera natural y encontrar herramientas de desarrollo personal.

Emociones:  Alejandra  Martino, proveniente de Montevideo  participó por primera vez de esta propuesta con caballos: “Fue una experiencia alucinante, es muy personal porque  hay que tener mucha intuición y conexión con el caballo. Vine a buscar que el caballo me mostrara cómo me sentía, y así fue. Estaba agotada y la conexión con él, el andar, la paz que me transmitió hizo que me sintiera contenida, confiada y protegida. Creo que lo más importante es ver como el caballo percibe tus emociones y te lo demuestra”.