agro

En Alemania hay cerca de 50 casos de fiebre porcina y se agrava la caída en las importaciones

Las poblaciones de cerdos de las granjas comerciales en Alemania todavía están libres de peste porcina africana

Cerdos con fardos. Foto: La Voz de Galicia.

EUROCARNE – El Instituto Friedrich Loeffler (FLI) confirmó el pasado viernes otros 6 casos más de peste porcina africana en jabalíes en Brandeburgo. Las ubicaciones están dentro de la primera zona principal. Las poblaciones de cerdos de las granjas comerciales en Alemania todavía están libres de peste porcina africana.

La búsqueda de jabalíes muertos por la enfermedad en el área en peligro tiene la máxima prioridad en esta fase de la enfermedad animal y continuará de manera dirigida y coordinada en todos los condados afectados por la peste porcina africana (PPA), enfatizó la Secretaria de Estado de Consumidores de Brandeburgo, Anna Heyer-Stuffer. Hay drones y personal trabajando en ello.

Alemania es un importante importador de cerdos vivos tanto para el engorde como para el sacrificio. En 2019 se importaron alrededor de 13,8 millones de cerdos. El sacrificio totalizó alrededor de 55 millones de cabezas durante el mismo período, lo que indica que alrededor del 25% de la producción de Alemania proviene de lechones nacidos en otros lugares.

Con los brotes de peste porcina africana (PPA) detectados en Alemania, se reducirán las importaciones de animales vivos pero esto ya se venía viviendo incluso antes de los brotes. Así, de enero a julio, se importaron 5,8 millones de lechones, lo que supone un 7% menos que en el mismo periodo de 2019. El número de cerdos para sacrificio bajó a 1,4 millones de animales, tras haber sumado 2 millones en el mismo periodo de 2019. La disrupción relacionada con el coronavirus probablemente haya influido en esta tendencia hasta cierto punto.

Por otro lado, Dinamarca está ahora cebando más cerdos y el número de sacrificios también ha crecido frente a la tendencia anterior de cebar animales para que fueran sacrificados fuera del país.

Polonia es el segundo mayor importador de cerdos vivos en Europa con 6,8 millones en 2019. La mayoría proviene de Dinamarca y Polonia puede ser el destino de los animales que Alemania debería haber importado. Sin embargo, las importaciones aquí se han reducido en un 2% para enero-junio. La matanza también ha bajado un 8% en lo que va de año. Polonia sigue luchando con su propio brote de peste porcina africana, que también afecta a algunas granjas comerciales, por lo que los informes indican que la confianza en este mercado no es particularmente alta. Esto puede limitar la demanda de cerdos de engorde en Polonia.

Si el brote de PPA en Alemania sigue localizado y entre los jabalíes salvajes, es posible que el comercio de cerdos vivos a nivel de la UE siga igual a corto y medio plazo, pero se podría esperar que el precio de los animales acabe bajando, según AHDB.